México reabrirá las industrias automotriz, minería y de la construcción a partir del 18 de mayo

El Gobierno de México anunció que el país reabrirá su industria automotriz, minera y de la construcción el próximo 18 de mayo y, a partir del 1 de junio, comenzará un levantamiento gradual de las medidas para mitigar el COVID-19, de acuerdo con la situación sanitaria de cada estado.

"Este es un plan progresivo para el reinicio de actividades sociales, económicas y escolares, bajo los principios de claridad, seguridad y certidumbre. Se privilegiará siempre la salud y la vida. Vayamos hacia una nueva normalidad", expresó en una conferencia de prensa conjunta el secretario de Salud, Jorge Alcocer. 
Este plan llega tras la jornada con más muertos por el COVID-19, al sumar 353 fallecidos en 24 horas, hasta acumular casi 4.000 muertos y 38.000 enfermos en el país, aunque las autoridades creen que han conseguido aplanar la curva. 
Por su parte, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, informó que el 18 de mayo se incluirá la construcción, la minería y la fabricación de equipo de transporte dentro de las actividades económicas esenciales, algo que pedía la industria mexicana desde hace semanas para mantener las cadenas de exportación con Estados Unidos. 
Ese mismo día, los 269 municipios mexicanos que no han registrado casos del coronavirus y que son vecinos de municipios sin contagios podrán retomar sus actividades escolares, laborales y el espacio público. 
No obstante, el grueso del plan de reapertura del país comenzará el 1 de junio, cuando se activará un semáforo de cuatro niveles que cada semana determinará el grado de reapertura económica y social en cada uno de los 32 estados que conforman el país. 
El semáforo rojo solo permitirá las actividades económicas esenciales, mientras que el naranja añadirá las actividades económicas no esenciales con algunas restricciones y una leve reapertura del espacio público. 
El semáforo amarillo levantará las restricciones económicas y permitirá reaperturas en restaurantes, museos o cines con aforos limitados, mientras que el semáforo verde permitirá reanudar también las actividades escolares. 
"Cada semana la Secretaría de Salud determinará el semáforo. Una vez que sepamos el color de nuestro estado, vamos al semáforo y sabemos qué sí y qué no", concluyo Márquez. 
El Consejo de Salubridad General, la máxima autoridad sanitaria del país, aprobó el martes por la noche este plan de reapertura. 
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ya había anunciado el martes que el Gobierno tenía un plan de reapertura del país hacia una "nueva normalidad". 
"Mañana vamos a dar a conocer ya el plan de regreso a la nueva normalidad. Una etapa nueva, con otros procedimientos, con otros métodos, con otras actitudes, con otros comportamientos", afirmó el presidente.

México cerró en abril y mayo las actividades económicas no esenciales y exhortó a la población a quedarse en casa, si bien la cuarentena no es obligatoria para no afectar a los millones de personas que viven del comercio informal.