El reto de revitalizar los Kioscos de la capital

Los kioscos tradicionales de la capital tinerfeña son, aparte de puntos de venta cercanos y de toda la vida, lugares tranquilos de reunión o conversación casual, imágenes de lo familiar con reminiscencias de otros tiempos. Ahora, el kiosco del barrio donde crecimos comprando golosinas, cromos o revistas ha tenido que adaptarse a los cambios y necesidades del cliente actual así como a los años difíciles. No todos han podido sobrevivir a los embates de la crisis, pero los kiosqueros, conscientes de que la unión hace la fuerza, luchan ahora más que nunca por darle nueva vida a sus negocios.

El presidente de la Asociación de Empresarios del Kiosco de Santa Cruz de Tenerife (Adekos), José Marín, asegura que el número de kioscos ha decrecido pues "se han perdido los de las crisis". "Actualmente hay seis o siete con problemas, pero estamos aumentando el número de socios y la asociación está trabajando muy duro".

"El sector se enfrenta a dificultades, como todos, pues en todas las calles han cerrado negocios y, como tal, también lo han hecho kioscos, pero es necesario remarcar que también hay propuestas para nuevos kioscos y estamos trabajando mucho por reforzar el sector y unirnos"

Entre las iniciativas que han tomado destaca convertirse en miembros de la
Federación Nacional de Kioscos, lo que es "muy positivo para nosotros", aparte de intentar crear una cooperativa y alcanzar
acuerdos con empresas puntuales para ofrecer descuentos y promociones, lo que "hemos logrado con muchas ya"."Seguimos luchando cada día buscando la rentabilidad de los kioscos, de los que viven unas 150 familias, y seguir ofreciendo nuestros servicios a los vecinos", subraya.

Otras posibles iniciativas que han ido barajando incluyen la colocación de mesas y sillas junto a los antiguos 'carritos' para fomentar la lectura, ser puntos de recarga de baterías de los vehículos eléctricos o, por ejemplo, poder actuar como colaboradores del organismo de Apuestas y Loterías del Estado.

Estas ideas surgen tras haber visto reducirse las ventas de su producto más habitual, la prensa, de forma considerable en los últimos años. La llegada de Internet les hizo mucho daño, así como la oferta de lectura de varios periódicos en bares y cafeterías. "¿Así quién compra el periódico?", lamenta Marín. Sin embargo, se muestra positivo. "El sector se enfrenta a dificultades, como todos, pues en
todas las calles han cerrado negocios y, como tal, también lo han hecho
kioscos, pero es necesario remarcar que también hay propuestas para nuevos kioscos y estamos trabajando mucho por reforzar el sector y unirnos".

"Se han cerrado algunos, en unos casos por no desear seguir la actividad ya que ningún familiar quería, otros no sabemos el porqué, pero la mayoría de los que se mantienen son los kiosqueros de siempre, pues muchos se pasan de padres a hijos", asegura. "La mayoría llevamos trabajando en esto muchísimos años, como el compañero de la calle Robayna, Pedro, que tiene fotos de él con tres o cuatro años en el kiosco con los padres, cuando los mismos tenían ruedas". comenta.

Image

Imagen de uno de los tradicionales carritos | CEDIDA

"Es un trabajo bonito ante todo", continúa el presidente de Adekos, quien añade que su kiosco, ubicado en la Plaza Militar, es "famoso por las tertulias". "Se juntan directores de instituto, profesores universitarios, tenientes, abogados, que hablan entre sí y contigo. Toda clase de personas. Muchos no saben cómo se llaman los otros pero permanecen horas hablando y eso es justamente lo que hace falta en Santa Cruz, recuperar un poco esos momentos, esas antiguas tertulias de las peluquerías, los bares etc. Lo bonito que sería recobrar ese ratito de vida tranquila", insiste.

El presidente de la asociación, que lleva más de 25 años al frente de su negocio, remarca los "momentos buenos que he pasado aquí, cuando se vendía y podías sacar a tus hijos adelante, incluso comprarte la casa, pero todos los negocios están complicados hoy em día", reconoce.

Image
Kiosquero en la zona del Heliodoro Rguez. López | ATLÁNTICOHOY

El día a día
Aunque el presidente de Adekos sigue amando su trabajo, reconoce que la vida del kiosco es ahora "más difícil" que la que vivió en años anteriores. Entre los cambios que ha tenido que afrontar, explica que ha tenido que reducir gastos en numerosos aspectos. Marín lamenta, por ejemplo, que "ya no podemos tener ayudantes como antes, pues los seguros de empleados son muy elevados y un kiosco ya no deja tantos beneficios. Eso lo tenemos que suplir con horas". En su caso, antes tenía dos empleados para repartir prensa, perro "ahora lo tengo que hacer yo de madrugada". "Es un cambio importante", ratifica.

A su juicio, es una cuestión de "adaptarse al trabajo", que es "uno como otro cualquiera, con el hándicap
de que somos autónomos y que, cuando nos jubilemos, necesitaremos habernos
hecho unos planes de pensiones, lo que aumenta más el gasto diario del
kiosco". Pero "es la vida, hay que lucharla y estamos en la pelea", asegura.

Aunque los tiempos han cambiado, continúan vendiendo los productos más reconocibles por los ciudadanos asiduos de los kioscos, como son periódicos, revistas, coleccionables, álbum y cromos, golosinas, juguetes, tabacos y bebidas. "Se vende un poco de todo", explica Marín, quien añade que hace años no vendía golosinas. "Tuve que ponerlas porque bajan las ventas de prensa y regalos de los periódicos, por lo que te ves obligado a ampliar la oferta. Cada día lo vamos haciendo. En mi caso, ya no puedo vivir como vivía yo antes solo de la prensa".

Image
Imagen de una de las últimas juntas de Adekos. Su presidente, en el centro de la imagen) | ADEKOS

Asociarse para ser más fuertes
Asociados a Adekos hay cerca de 40 kioskos. "Estamos creciendo y bien", comenta. La Junta Directiva de Adekos ha visitado a un 98% de todos los Kioscos de Santa Cruz de Tenerife, presentándose uno por uno para crear un colectivo que actúe de forma unida, que "profesionalice y dignifique nuestro trabajo, que nos represente ante las instituciones, organismos, proveedores, etc., que nos realice y desarrolle en el tejido empresarial de nuestra ciudad, que permita canalizar nuestros problemas y preocupaciones, para, entre todos, remar en la misma dirección. Juntos es más fácil".

Image

Marín (dcha.) junto al alcalde y el anterio concejal del área | ADEKOS

Retomar la normativa de Kioscos, una prioridad

Desde Adekos están esperando un cambio en la normativa de los kioscos porque es necesario dotar a las zonas nuevas que más han crecido en Santa Cruz de los mismos. Pero, para ello, es necesario que el Ayuntamiento capitalino retome la redacción de este documento y vuelva a reunirse con ellos.

"La normativa que se hizo en la época de García Gómez, no se ha tocado", recuerda Marín. En eaquella época había tantos que se prohibió la instalación de nuevos kioscos,por lo que consideran necesairo volver a reunirse con el Ayuntamiento para "actualizarla y ubicar nuevos establecimientos en las zonas que han crecido, como la de El Corte Inglés, La Gallega, etc". "Todas las zonas nuevas necesitan nuevos kioscos. Estamos esperando solo a que la normativa lo permita", insiste.

La Asociación de Empresarios del Kiosco de Santa Cruz de Tenerife se reunió muchas veces con el concejal que ocupaba el cargo en aquel momento, Dámaso Arteaga. Entre todos confeccionaron una propuetsta de normativa nueva que era "espectacular", a su juicio. "Ambos cedimos y quedamos muy contentos".

En opinión del presidente de Adekos, se trataba de una normativa "ejemplar a nivel nacional", pero cuando cambiaron al concejal responsable del área, todo se paró. "Me apena porque era espectacular", lamenta Marín. "Nos gustaría retomar esa normativa porque fue hecha frase a frase. Estábamos
muy orgullosos de ella porque fue un trabajo
magnífico tras muchas horas reunidos, y es muy sacrificado para nosotros pues estamos
trabajando, no tenemos tiempo ni horario y y el trabajo es
bestial. Felicito a todos mis compañeros por el trabajo de sacrificio
que hemos hecho".

Pese a este retraso en su implantación, considera que el alcalde del municipio, José Manuel Bermúdez, "siempre ha estado a favor de nosotros y nos ha estado ayudando". "El
alcalde se ha portado como si fuera un kiosquero más y que las instittuciones estén ayudándote es
importante", considera el presidente de Adekos, quien añade que "pagamos un montón de impuestos, pero le llamo y me recibe
para escucharme porque sabe que somos trabajadores".

Estamos contentos
del trabajo que hemos hecho. Nos hemos reunido con la asociación Konred,
del ayuntamiento de Santa Cruz, y hemos participado en el parque,
exponiendo un kiosco antiguo en ferias, nos reunimos mínimo una vez al
mes. Tenemos un equipo muy bueno.

La prensa

Para los kioscos capitalinos la prensa es uno de los principales ingresos, por lo que han notado cuando "el mismo Gobierno regional y todas las entidades públicas han bajado el nivel de compra de prensa", explican. "Antes, al Parlamento a lo mejor le vendía cinco o seis juegos de periódicos, pero ahora te vendo uno. Todo eso influye en el fin de mes", asegura Marín.

Insisten, además, en el perjuicio que les ha causado la cantidad de periódicos que han dejado de publicarse en Canarias, que cifran en unos cinco o seis especialmente importantes para el colectivo de Kiosqueros.! El ABC, por ejemplo, La Vanguardia, La Gaceta de los Negocios, etc. Era una pena porque tenían sus clientes y son ingresos que se pierden a diario", exponen.

Para tratar de recuperar su presencia, representantes de la Asociación de Empresarios del Kiosco de Santa Cruz de Tenerife (Adekos) se han reunido con la asamblea de la Confederación de Vendedores de Prensa de España (Covepres), invitados por este colectivo que agrupa a los quiosqueros españoles y que preside Juan Vicioso.