Reabierto el baño en la playa de Las Alcaravaneras

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha reabierto al baño la playa de Las Alcaravaneras tras recibir la notificación de la Dirección de Salud de Gran Canaria que confirma el óptimo estado del agua de esta playa capitalina. El alcalde, Augusto Hidalgo, ha explicado que estos resultados confirman la hipótesis de un vertido puntual procedente de alguna embarcación en la zona portuaria en la mañana del pasado lunes 28 de agosto.

La playa presenta según los datos del Gobierno de Canarias una calidad casi excelente. "La playa está limpia y las analíticas así lo demuestran. Los usuarios y bañistas de Las Alcaravaneras pueden estar tranquilos y seguros y pueden volver a bañarse y hacer deporte con normalidad", aseguran desde el Ayuntamiento.

 
"Tenemos una comunicación muy fluida con la Autoridad Portuaria y estamos en permanente contacto con los responsables del Puerto de Las Palmas para poder identificar el origen del vertido y en su caso sancionarlo", apuntó el primer edil. 

El cierre temporal de Las Alcaravaneras fue el pasado miércoles tras conocer una concentración elevada, por encima del límite permitido, de bacterias Escherichia coli, E.coli. Los análisis correspondían a una muestra recogida a las 10.00 horas del pasado lunes.

"El ayuntamiento considera que este episodio de contaminación fecal se produjo después de las 9.00 horas de ese mismo día, ya que los resultados de las muestras de agua que recogió la empresa Hidrotecnia a primeras horas de la mañana dieron resultados óptimos", detallan.

El alcalde explicó que "el ayuntamiento ha actuado y se ha ocupado desde el primer momento de garantizar la seguridad de los bañistas y usuarios de la playa, localizar el origen de esta situación anómala y poner en marcha las medidas correctoras necesarias".

En este sentido la empresa EMALSA, que gestiona la red de saneamiento de la ciudad, procedió durante todo el día de ayer a inspeccionar toda la red de alcantarillado que discurre en paralelo a la playa sin encontrar ninguna fuga ni anomalía.