May trabaja para alcanzar un acuerdo con la Unión Europea a seis semanas del "brexit"

La primera ministra británica, Theresa May, continúa los contactos con los políticos para sacar adelante un acuerdo con la Unión Europea (UE) cuando faltan apenas seis semanas para el "brexit" o salida del Reino Unido del bloque europeo.

Se espera que May viaje en los próximos días a Bruselas para reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para intentar conseguir modificaciones al pacto negociado sobre el "brexit", pese a que la UE ha dejado claro que el documento no podrá ser renegociado y que es el único disponible.
La jefa del Gobierno confía en poder tener un pacto para el próximo día 27, cuando espera darlo a conocer en la Cámara de los Comunes, de lo contrario tiene previsto presentar, una vez más, una moción "neutra" que podrá ser enmendada a fin de conocer los pasos que los diputados quieren seguir sobre el proceso del "brexit".
May está muy presionada por el ala euroescéptica de su partido, el Conservador, que rechaza la salvaguarda irlandesa del acuerdo diseñada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas y, al mismo tiempo, ese grupo rebelde está dispuesto a salir del bloque europeo sin documento alguno si no se resuelve esa "garantía".

El jueves, May sufrió en el Parlamento un revés al perder por 303 votos frente a 258 una moción que pedía al Gobierno seguir negociando con Bruselas cambios en el tratado de salida de la UE.

La moción no es vinculante sino simbólica, pero pone de manifiesto los problemas que tiene la primera ministra para controlar a ese sector euroescéptico y conseguir una mayoría parlamentaria que sacar adelante su plan negociado con Bruselas durante casi dos años.