May descarta un nuevo referéndum sobre el "Brexit" y asegura el compromiso europeo

La primera ministra británica, Theresa May, insistió hoy en que no habrá un segundo referéndum sobre el "brexit", así como que la salida de la UE no significará que su país deje de pertenecer a Europa.

"No va a haber un segundo referéndum sobre la salida de la Unión Europea", aseguró May, en declaraciones que publica hoy el popular diario "Bild", donde ratifica que su Gobierno llevará adelante la decisión expresada por sus ciudadanos en la consulta de 2016.
"El Parlamento británico dejó en la ciudadanía la elección y la ciudadanía se pronunció. Me parece importante que los políticos ahora lo cumplamos", prosigue la jefa del Gobierno británico, para añadir que "dejaremos la UE, pero no Europa".
May ratifica, asimismo, el compromiso "indiscutible" de su país con la política de defensa y seguridad europeas y apunta a que éste será el mensaje que llevará a la próxima Conferencia de Seguridad de Múnich, que se celebrará a mediados de febrero en la capital bávara.
La declaración de May respecto al "brexit" sigue al reciente pronunciamiento del exlíder del eurófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farange, a favor de una segunda consulta.
Farange fue el abanderado de la salida del Reino Unido de la UE y ahora considera debería convocarse una nueva consulta para reafirmar la decisión ya adoptada y acallar a sus detractores.
May, quien el jueves expresó ya ante el presidente francés, Emmanuel Macron, su propósito de reforzar sus vínculos en materia de defensa y seguridad, afirma ahora ante popular diario alemán que la salida de la UE no implicará "romper todos los puentes" entre su país y Europa.
Ambos países, Alemania y Reino Unido, deben seguir trabajando juntos y mantener su estrecha cooperación económica, por el bien común y en defensa de los puestos de trabajo que dependen de ello.

"El Parlamento británico dejó en la ciudadanía la elección y la ciudadanía se pronunció. Me parece importante que los políticos ahora lo cumplamos", prosigue la jefa del Gobierno británico, para añadir que "dejaremos la UE, pero no Europa".