Máximo histórico de turistas alojados en Tenerife

El número de turistas alojados en Tenerife alcanzó su máximo histórico en 2017, con 5,7 millones de visitantes, un 1,9% más que en 2016, aunque la perspectiva para 2018 es menos optimista debido a la recuperación de los destinos competidores como Túnez, Egipto y Turquía

En conjunto, esos países recuperaron 10 millones de turistas en 2017, lo que presenta un panorama para este año "más complejo, más competido y más reñido", según pusieron de manifiesto el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el consejero de Turismo, Alberto Bernabé, en la presentación de los datos turísticos de 2017.

En el último año, Turquía creció un 24% en el número de turistas, Egipto un 55% y Túnez un 17,5%.

En Tenerife, aún se registra un ligero crecimiento en la llegada de turistas en la temporada de invierno, pero las perspectivas para el verano anticipan una caída del 4,8% en el número de plazas aéreas.

Para Carlos Alonso, lo importante para Tenerife es consolidar el cambio en la estructura de la oferta, en la que cada vez pesa más el alojamiento en hoteles de cinco estrellas, lo cual genera más gasto turístico y empleo de más calidad. 

Los datos de 2017 son "muy buenos" y "difíciles de repetir en 2018" en cuanto a número de visitantes, pero no así en cuanto a ingresos si se mantiene la tendencia de cualificar la oferta y atraer turismo de calidad que gasta más en destino, ha dicho Alonso.

Pese al aumento de visitantes, las pernoctaciones cayeron ligeramente, un 0,4%, debido a la reducción de las estancias medias. También bajó un 1,2% el índice de ocupación, hasta el 72%.

Según los datos del Cabildo, el turismo en Tenerife generó ingresos por 4.305 millones de euros en 2017, un 1,6% más.

El gasto por visitante se mantuvo estable en 1.085 euros, aunque el gasto medio por turista y día creció un 4,6%, hasta 122 euros.

El crecimiento en el número de visitantes en 2017 fue posible sobre todo gracias a la recuperación del mercado español, el segundo en importancia para la isla, que subió un 3,8%, frente al turismo extranjero, que aumentó un 1,4%. 

El principal mercado, el británico, creció un 0,8%, mientras que el tercer mercado en importancia, el alemán, cayó un 4,1%.

En conjunto, el turismo en Tenerife se ha diversificado desde 2007 en cuanto al origen de los visitantes, ya que entonces el 75% procedían de Reino Unido, España y Alemania, mientras que actualmente esos tres mercados representan el 69%.

El presidente del Cabildo comparó los datos de 2017 con los de 2009, cuando se registraron las peores cifras de la última década, y destacó que desde entonces Tenerife ha recuperado un millón de turistas, un 20% más, mientras que las pernoctaciones aumentaron un 16% y los ingresos un 30%, a la vez que hay 10.000 empleos más en el sector.

Esta mejor evolución de los ingresos se produjo en parte por el "cambio estructural en la oferta", con un 70% más de crecimiento en el alojamiento en hoteles de cinco estrellas en ese periodo, subrayó Alonso, para quien hay que tratar de consolidar en 2018 la pujanza del turismo de calidad, que genera más ingresos, más empleo y de mejor calidad. 

Alberto Bernabé indicó que gran parte del éxito turístico de Tenerife se debe a la mejora de la conectividad aérea por las gestiones del Cabildo con las compañías, lo que ha permitido alcanzar la cifra de 154 destinos y que el 94% de los visitantes lleguen en conexión directa.

En cuanto a las plazas alojativas, Tenerife cuenta con casi 140.000 regladas, y una de cada diez es de cinco estrellas o cinco estrellas gran lujo, un 46% más que hace una década en esa categoría.

La vivienda vacacional legalizada representa el 3,4% de las plazas alojativas. 

Respecto al empleo, en el sector turístico se firmaron 156.000 contrataciones en 2017, el 43,5% de todas las contrataciones en la isla, con un aumento del 8,8% respecto a 2016.

En promedio, en 2017 se registraron 78.374 afiliados a la Seguridad Social en Tenerife en el sector turístico, un 4,8% más que en 2016, y el 62% de los contratos son indefinidos.

El desempleo en el sector se situó a final de año en 20.079 personas, un descenso del 1,7% respecto a 2016.