Marzo, mes del Vermut de Tenerife

Tubigú

El sector vitivinícola de Tenerife recibió marzo con una copa del mejor vermut de la isla con motivo de la celebración del Día Internacional del Vermut, que tendrá lugar el próximo 21 de marzo. Para celebrar esta fecha desde Cabildo de Tenerife y Vermut de Tenerife se vienen celebrando diferentes catas en las que se pueden saborear los diferentes vermut que se producen en la isla.

El proyecto 'Vermut de Tenerife' dio comienzo en el año 2014, a través del asesoramiento y apoyo de la Unidad de Enología del Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria del Cabildo de Tenerife. Esta idea partía de la puesta en marcha de un proyecto para introducir la producción y comercialización del vermut en las bodegas de Tenerife, ofreciéndoles apoyo y asesoramiento técnico.

5 años después del nacimiento del proyecto sale al mercado el primer vermut tinerfeño de la mano de la Bodega Comarcal del Valle de Güímar, con el Vermut Brumas De Ayosa Blanco de 75 cl. Un año más tarde, dos bodegas más se unen a la producción de vermut: la Bodega Lacasmi, con el vermut Malvillo Rojo 1 l.  y Bodegas Insulares de Tenerife, con el vermut Humboldt Rojo 75 cl. Además está previsto que se unan próximamente a esta selección los vermuts de Bodegas Tajinaste y Bodega La Suertita.

Vermuts de Tenerife

El Vermut Brumas de Ayosa Blanco se elabora con los reconocidos vinos de esta bodega tinerfeña. En la elaboración intervienen la planta Artemisia Canariensis y otros botánicos en forma de raíces, hojas, flores y frutos, que le aportan aromas, sabores y sensaciones.

El Malvillo fue el segundo vermut en ver la luz en Tenerife, elaborándose en Bodega Lacasmi, ubicada en San Miguel de Abona. Este vermut rojo se realiza con base de vino de la variedad canaria Listán Negro, aromatizado con plantas del arbusto endémico Artemisia Canariensis y más de 20 botánicos.

El tercer vermut tinerfeño es Humboldt Rojo, de Bodegas Insulares de Tenerife, situada en el municipio de Tacoronte. Está inspirado en la figura del insigne científico Alejandro de Humboldt quién estuvo en la isla y dijo no haber visto en todos sus viajes “un cuadro tan variado, atrayente y armonioso”.  Se elabora con una base de vino Humboldt Tinto Dulce de 2001, con 180 meses en barrica, y una mezcla de 15 botánicos de los montes de la isla.

El nombre de vermut deriva de la palabra wermuth, que proviene de la flor ajenjo, planta que se utiliza para dar el sabor amargo a esta bebida y que sin ella, no podría llamarse como tal. Y es que en la elaboración de esta bebida esta flor goza de gran protagonismo ya que el ajenjo debe ser el botánico predominante en la infusión del vino. En Tenerife se usa la Artemisia Canariensis, conocida popularmente como incienso canario. A partir de ahí, cada productor decide que botánicos agregar y combinar, permitiéndole obtener un producto único y diferente, además de placentero.

Ya disponible en la propia bodega, en la @casadelvinotenerife, en otros puntos de la Isla y en Amazon para toda la Península y resto de Europa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...