Martí se va “dolido por no haber sacado más rendimiento a una plantilla extraordinaria”

Con cero reproches y entonando un 'mea culpa'. Así se despidió José Luis Martí del Tenerife, tras más de dos años como entrenador del equipo blanquiazul. “Me voy dolido, porque a día de hoy sigo pensando que esta plantilla es extraordinaria, de las mejores de la categoría, pero yo no he sabido sacarle más rendimiento”, dijo el técnico balear.

Concepción dice que “el Tenerife le debe mucho al técnico que nos devolvió la ilusión”

Martí insistió en su valoración de unos jugadores “con mucho potencial” y, aunque cree que la plaga de lesiones “tuvo su influencia” en los malos resultados, reiteró que “he sido yo el que no ha dado con la tecla”. Así, en su capítulo de agradecimientos, dedicó especial cariño “a los jugadores que he tenido estas tres temporadas, todos con una gran calidad humana”.

El ya extécnico blanquiazul, que compartió rueda de prensa con el presidente Miguel Concepción, también tuvo palabras de agradecimiento para la entidad y sus dirigentes, el secretario técnico Alfonso Serrano, los aficionados “y todos los que han hecho que mi vida en Tenerife haya sido extraordinaria”. “Tanto yo, como mi mujer y mis hijos nos hemos sentido muy queridos”, añadió.

Concepción calificó de “injusto” el cese de Martí y destacó que “no hablamos de un entrenador más, sino de alguien que creció en nuestro club como jugador y se inició en el Heliodoro como entrenador y al que del debemos mucho porque fue el técnico que nos devolvió la ilusión”. “Seguro que va a crecer mucho como preparador y espero que nos encontremos en Primera División”, vaticinó.

“Los resultados son los que mandan”, coincidieron ambos, antes de que Martí expresara el “orgullo que supone que haya sido Tenerife donde me hayan dado la oportunidad de ser entrenador”. Eso sí, aclaró que la responsabilidad de haber devuelto la ilusión al tinerfeñismo “es de todos y en especial de los jugadores”. “Eso sí”, aclaró, “nunca olvidaré la imagen del Heliodoro lleno y la Isla ilusionada”.

“Se va un aficionado más del Tenerife, que desde fuera tratará de ayudar en lo que pueda o en lo que me pidan”, que no dio un consejo a su sucesor, Joseba Etxeberria, “porque el tiene que tener sus ideas”, aunque sí pidió “confianza en los jugadores” y reclamó al entorno que “ayude al nuevo técnico al menos como me han ayudado a mí que ha sido mucho”.

En todo caso, Martí aclaró que no se va frustrado, “porque he hecho lo que he podido y he intentado revertir esta situación hasta el final”. Además, aclaró que este curso nunca se sintió presionado por el objetivo de lograr el ascenso, “pues el mensaje siempre fue el ir partido a partido para estar en la zona alta”, algo que corroboró Concepción, quien negó que hubiera puesto el ascenso directo como meta.