Marruecos: "No habrá unilateralidad ni hechos consumados" sobre las aguas

El ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, dijo hoy a su homóloga española Arancha González Laya que "no habrá política de hechos consumados ni decisiones unilaterales" con respecto a la definición de las aguas territoriales de Marruecos, según explicó la ministra este viernes en Rabat.

González Laya, que celebró una rueda de prensa conjunta con Burita en la sede ministerial en Rabat, consideró que esas "eran unas palabras tranquilizadoras para quienes tuvieran dudas", y añadió que estaba pensando en "los ciudadanos y las ciudadanas de Canarias", a quienes reiteró que "no habrá política unilateral, sino diálogo para llegar a soluciones de común acuerdo".

La ministra dejó claro en todo momento que Marruecos "tiene derecho a delimitar sus espacios marítimos según el derecho internacional", pero también matizó que "tiene el deber, en los casos de solapamiento con otros países, de hacerlo de común acuerdo con el otro país y respetando las normas".

"Esto es un punto de partida muy sólido para trabajar en el futuro" entre ambos países, reiteró la ministra.

Burita tomó la palabra para abundar en el mismo sentido, pero fue un poco más lejos, al sugerir "un mecanismo operacional (conjunto) para convertir lo que puede ser un problema en una ventaja".

El ministro guardó en todo momento la mano tendida hacia España y dijo que "el derecho internacional prevé el diálogo en caso de solapamiento (de fronteras marítimas), y este diálogo está en nuestro ADN y será la base de todo arreglo".

Marruecos -recalcó el ministro- rechaza que se le impongan hechos consumados unilaterales, del mismo modo que él rechaza imponerlos".