El júbilo de Goyo en un partido no apto para cardíacos

Y al tercer partido, ¡resucitó!

El CD Tenerife consigue vencer al colista Racing de Santander (1-2) en un partido en el que el equipo blanquiazul sufrió algún despiste defensivo en el tramo final que dio un empujón al equipo cántabro en busca del gol, y casi del infarto de Goyo y su hijo El Flaco.

goyo manolo timple