Mailchimp: Herramientas para Emprendedores

Tuvigú

Una de las claves para empezar a vender en Internet es conocer cuál es el funcionamiento de los embudos de ventas, que de manera conjunta con el marketing de contenidos nos ayudarán a entrar en conversación con nuestros clientes potenciales.

Este es el proceso del que queremos hablar en este vídeo y, sin lugar a dudas, uno de los aspectos fundamentales del embudo de ventas es el email marketing.

Cuando nos referimos a email marketing, hablamos de procesos de automatización de emails, mediante los que estableceremos una conversación previamente programada. Dependiendo de la respuesta que recibamos de nuestros clientes potenciales, se podrán activar unas secuencias de emails u otras.

Pero antes de hablar del funcionamiento en sí mismo, vamos a hablar de la herramienta por excelencia de email marketing, que es Mailchimp. Este proveedor de servicios de marketing es conocido por el mundo empresarial y por los emprendedores gracias a su logo y su imagen corporativa, en la que se incluye el rostro de un chimpancé.

Fundada en el año 2001, comenzó siendo un servicio de pago, hasta que la empresa tomó la decisión de abrir una línea de servicios gratuita, que incluye un límite de suscriptores, pero que además da la posibilidad al digital marketer de empezar a conocer las posibilidades de la plataforma.

Luego podemos llegar a contratar los planes de pago para conseguir un mayor alcance, una vez vayamos haciendo crecer nuestra base de datos.

Esta base de datos será la clave fundamental para empezar a vender, ya que nos permitirá empezar la mencionadas secuencias y conversaciones con nuestros clientes.

El potencial cliente siempre debe tener la sensación de estar recibiendo más de lo que va a darnos económicamente por nuestros servicios, por lo que los primeros correos de nuestras secuencias debe aportar un contenido de valor y, preferiblemente, no incluir una venta u oferta.

De momento, de lo que se trata es de conseguir que dichos clientes vayan desarrollando una relación de confianza con la empresa o con el profesional en cuestión que esté ofreciendo un producto o un servicio.

Una vez desarrollemos esta confianza después de haber enviado varios email, realmente no existe una pauta concreta, puesto que dependerá de nuestra estrategia y podremos empezar a introducir ofertas. Algunos ejemplos pueden ser:

Por un lado, un descuento que haga que el potencial cliente sienta que existe una urgencia para no llegar a perder la oportunidad de obtener el descuento.

También podemos ofrecer una suscripción gratuita a un curso online o un webinar, mediante los cuales podemos vender nuestros productos o servicios, pero recuerda: siempre aportando valor primero.

Y además podemos hacer un regalo, como puede ser un ebook breve que introduzca las claves de nuestro sector o especialidad.

De esta forma podremos seguir generando confianza, para acabar vendiendo a nuestros clientes…

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ÚLTIMAS NOTICIAS

CajaSiete Banner Noviembre