Profeta en su tierra

Dicen que nadie es profeta en su tierra, yo no sé de dónde saldría esa frase pero en mi caso no se ajusta a la realidad, mis paisanos siempre han acogido muy bien mis trabajos y mis pequeñas “locuras”. Me gustaría creer que no soy de las pocas personas privilegiadas a las que les ocurre eso y que fuesen muchos los que se sientan tan a gusto cuando “vuelven a casa” con algo nuevo que compartir.

Este mismo martes lo volví a vivir en el pueblo agachero donde tengo mis raíces, tanto por parte de mi madre como de mi padre, El Escobonal, en el municipio de Güímar, Tenerife.
Vecinos del pueblo, junto a familiares y amigos venidos desde distintos puntos de la isla acudieron al Centro cultural para acoger mi nuevo trabajo literario, “Delirios de madrugada”, un poemario escrito a cuatro manos con mi compañero de letras Eduardo Savinien, poeta grancanario al que me une una gran amistad y el mayor de los respetos por su calidad humana.
Image
En el transcurso del acto recitaron los poemas del libro, además de mi compañero y yo, los amigos: Ana Mª Beltrán, Emma Coello, Alberto Omar Walls y Eusebio Marrero, acompañados a la guitarra por mi hijo Eduardo Pérez y mi hermano Carlos Chico.
Image
Se hizo mención al prologuista del libro, Juan Francisco Santana, a la autora de la foto de portada, Margarita Otero, ambos de Gran Canaria, y a la ilustradora Pilar Durán, de Tenerife, presente en el evento.
Cerrando el acto de presentación actuaron el joven grupo Linger y el cantante Árgel Campos.
Otra noche mágica donde las letras y la música se dieron la mano para hacernos pasar un buen rato compartiendo la cultura de nuestra tierra.
Image
Mi mundo de letras se ha enriquecido, una vez más, con este buen rato literario. Me siento orgullosa de nuestro libro y de la gente de mi entorno que tuvo a bien pasar ese ratito con nosotros en esa noche estival. Mil gracias a la Comisión de Fiestas por hacerlo posible.
Hoy te dejo aquí los poemas que compartimos Eduardo y yo en el escenario, espero que te agraden. En septiembre haremos un nuevo encuentro esta vez en la sala MAC de Santa Cruz, será el miércoles 26 a las 18:30 horas. Ojalá puedas acompañarnos ese día.
Poema 30
Cierro los ojos para ver como llegas,
apartando el olvido,
restaurando ilusiones,
llenándolo todo...
Percibo en tu sencillez
la luz de un nuevo día,
donde la esperanza abriga el sueño,
y entre olas arribo
a la playa perpetua de tus ojos.
Absorbo despacio los resquicios de lluvia
que aún perduran en tus pestañas,
intentando que solo queden ya
las gotas que brillan con el sol del atardecer.
Y en la maravillosa premura de tus besos
inhalo ese aliento persuasivo
de tu voz en mi oído,
deseando sentirte siempre
en el eco de tus manos en mi espalda,
acaricio mis ansias de ti.
Poema 35
Miro al horizonte de agua que nos separa,
 me pregunto si ese haz de luna
que veo sobre el oscuro mar
es transitable…
Si en esa luz pudiera viajar
surcando la inmensidad del océano
lo haría a la velocidad del viento.
Correría a tu encuentro
y te pediría que me abrazaras con fuerza
para no pensar en nada que no fueras tú.
Y arropado entre tus brazos
me embriagaría de tu deseo,
mientras grito a viva voz tu nombre.
No quiero que la madrugada te aleje de mi,
prefiero morir irremediablemente
en la certeza de tu amor en el mío.
Tal vez esas olas que acarician la estela,
y su propio rumor,
sean el eco perpetuo de tus ojos
en la playa adolescente de tus besos.