Los trastornos alimentarios se han incrementado desde la pandemia

Campaña Universidad del Atlántico Medio

Los trastornos de conducta alimentaria (TCA), como la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón, se han visto incrementados y agravados a causa de la pandemia de la covid-19 y el aislamiento.

Se trata de una enfermedad que afecta a 400.000 personas en España, en su mayoría son jóvenes, se ha visto incrementada por la situación excepcional que se vive en el país. En Canarias, se calcula que hay unas 80.000 personas afectadas.

Según datos de la Asociación Española para el estudio de estos trastornos los TCA y de la Fundación FITA, uno de cada cuatro casos se pueden convertir en una patología crónica y en un 60 % de los casos los pacientes tienen tendencia a la recaída.

 

TCA y fiestas navideñas

Con motivo de estas fechas navideñas, a menudo situaciones estresantes para las personas que padecen esta enfermedad, las expertas en trastornos alimentarios, la psicóloga y directora de la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB), Sara Bujalance, y la también psicóloga y directora de la Fundación FITA, Raquel Linares, han hecho un balance del año para Efe.

"Llevo en la entidad 13 años, y como este año no habíamos trabajado nunca", admite Sara Bujalance, que explica que, desde marzo, la ACAB triplicó el volumen de consultas respecto el mismo período de 2019, y que, a partir del verano, las consultas se han duplicado respecto al año anterior.

"El TCA en sí sigue siendo el mismo, pero hemos observado que ha habido un aumento de casos y una agravación de éstos", una situación que la psicóloga explica por la suma de dos factores: "en pleno confinamiento, se destaparon casos ya existentes gracias a la convivencia 24 horas, y toda esta situación de estrés, incertidumbre y angustia ha disparado casos en aquellas personas que ya estaban previamente en situación de riesgo".

 

La anorexia nerviosa y la bulimia son los TCA más frecuentes en la adolescencia, mientras que la prevalencia de los trastornos por atracón es superior en edades adultas y en hombres.

Situación agravada por la covid-19

"En los últimos meses se han agravado estas situaciones debido a todo lo que estamos viviendo desde el pasado mes de marzo. Por ello, el tratamiento y la prevención tienen que tener como objetivo, además del restablecimiento físico, el desarrollo de la autoestima, la gestión de emociones y la creación de una escala de valores lejos de los estereotipos", ha destacado Guillermo Pardo, psiquiatra especializado en TCA de la clínica López Ibor.

El confinamiento ha propiciado los casos de TCA porque, según Linares, "el ser humano necesita dos cosas muy importantes: la seguridad de que no le pasará nada y la estructura", y cuando, de repente, esto "se tambalea", las personas que no cuentan con los recursos necesarios y que tienen "ciertos rasgos obsesivos", verán sus obsesiones "desviadas hacia otro lado".

El continuo bombardeo de mensajes acerca de dietas y deporte por redes sociales, escondidos bajo un estilo de vida saludable, también ha influido, por lo que Bujalance alerta de que "en determinadas personas, sobre todo jóvenes que ya presentan insatisfacción corporal, este tipo de mensajes son peligrosos" porque pueden motivar "conductas relacionadas con el cuerpo y la alimentación que pueden acabar desembocando en un TCA".

Los pacientes pueden presentar otras patologías psiquiátricas asociadas, como por ejemplo, depresión, ansiedad, trastornos de personalidad o abusos de drogas.

La psicóloga Ester Silva ha indicado que en los pacientes se trabaja para normalizar el peso, corregir las conductas alimentarias inadecuadas, los sesgos cognitivos y la distorsión de la imagen corporal asociados al trastorno.

Tratar las alteraciones del estado de ánimo y otros trastornos asociados, se ofrece psicoeducación acerca de la nutrición y alimentación saludables y se trabaja la dinámica familiar son otros puntos esenciales.

Ansiedad y miedo

También Proyecto Princesas, plataforma formada por activistas y profesionales de la salud, han señalado este lunes que las personas que sufren este tipo de trastornos se han visto "especialmente afectadas debido a la situación por la covid-19 puesto que la ansiedad y el miedo, así como la obsesión por no coger unos kilos en el confinamiento, han empeorado la situación de estas personas aumentando los casos de recaídas en estos últimos meses".

"Uno de los factores clave en la situación desfavorable que viven estas personas es la del desconocimiento e invisibilización de la realidad de los TCA", han enfatizado desde Proyecto Princesas, que hoy lleva a cabo unas jornadas "online".

A nivel mundial, se calcula que entre un 4 y un 6 % de las jóvenes de entre 10 y 25 años sufre un TCA, y nueve de cada diez afectadas por ellos son mujeres, a pesar de que el número de hombres también ha aumentado.

Duende Fuego largo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre