Tenerife acoge la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos

La Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos (Coprepa) ha aprobado una declaración en la que ofrece su participación en el debate sobre un nuevo modelo territorial en el marco de la reforma de la Constitución, una reflexión que se debe afrontar con diálogo desde la serenidad, el respeto a la diversidad y la convivencia. 

Transcurridos casi cuarenta años desde la aprobación de la Constitución "parece llegado el momento de iniciar el estudio y reflexión conjunta" y de "afrontar con serenidad y determinación una reflexión sobre nuestro marco territorial", ha concluido la Coprepa en una reunión plenaria celebrada en la sede del Parlamento de Canarias.

Si finalmente se abre ese proceso de reforma, los presidentes creen necesaria la participación de los parlamentos autonómicos, para aportar "la legítima perspectiva de las nacionalidades y regiones de España". 

Al plenario de la Coprepa han asistido los presidentes de diez parlamentos autonómicos (Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana, Navarra, Asturias, Cantabria, Murcia, Extremadura, Andalucía y Galicia), mientras que el resto se ha excusado por tener otros compromisos, y han acordado enviar una felicitación al recién elegido presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent i Ramió.

Los presidentes de las asambleas legislativas han elegido a la presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias, como nueva presidenta de la Coprepa, en sustitución del presidente de Les Corts Valencianes, Enric Morera i Català. 

Carolina Darias ha agradecido la confianza de sus colegas y ha anunciado una intensa agenda de trabajo en los próximos meses que incluirá una reunión en Asturias con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

La Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos da mucha importancia al ámbito europeo y al papel de las asambleas legislativas en una mayor integración en la que las regiones tengan un papel fundamental. 

Por eso en la declaración aprobada, la Declaración de Canarias, se ratifica el documento de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (Calre), aprobado en Sevilla en 2017, a favor de un mayor protagonismo de los entes territoriales descentralizados.

"Aún no se ha concretado una auténtica perspectiva de subsidiaridad y participación en el proceso legislativo europeo" de las regiones, pese a que así se acordó en el Tratado de Lisboa, manifiesta la Coprepa.

Los presidentes autonómicos consideran que ante la incertidumbre que atraviesa Europa, con amenazas como el Brexit y los movimientos euroescépticos, es necesario trabajar para "combatir la desafección" que ha avanzado en paralelo a las desigualdades sociales.

"Europa es más necesaria que nunca", reivindican los presidentes de los Parlamentos autonómicos, pero necesita "un nuevo relato cívico, social e inclusivo, de mayor consistencia y legitimación social".

En esa línea, según la Coprepa, es preciso hacer compatible el crecimiento económico con la reducción de las desigualdades y que se refleje directamente "en el estado del bienestar", en la calidad de vida de los ciudadanos y en el acceso a los servicios públicos.

"Pese a los índices macroeconómicos, el desempleo y el riesgo de pobreza y exclusión social continúan suponiendo un reto prioritario en la mayoría de las regiones europeas", advierte el documento aprobado.

En su declaración, los parlamentos autonómicos se comprometen a cumplir "los principios de transparencia pública, a contribuir activamente a la cultura democrática y a avanzar en una democracia representativa más participativa y respetuosa con el estado de derecho".

"Las asambleas y parlamentos regionales, como instituciones más cercanas a la ciudadanía, deben ser un ejemplo de la buena gobernanza como paso necesario para recuperar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones", suscriben los presidentes parlamentarios.