Los Lakers de LeBron: Lo que no te cuentan

Tuvigú

Lebron James llegó a Los Ángeles con el objetivo de devolver a la franquicia californiana a sus años más gloriosos. La misión de alcanzar a los Boston Celtics como el equipo más laureado en la NBA era un reto más que apetecible para una de las super estrellas del principal campeonato de baloncesto del mundo.

Y así lo asumió “King Lebrón”, como se le conoce, desde que firmó por cuatro temporadas y 154 millones de dólares en 2018, tras abandonar los Cavaliers de su Cleveland natal.

Su llegada a Los Ángeles supuso un gran aliciente para la ciudad y subió la competencia en la Conferencia Oeste en la que se encuentran la mayoría de jugadores diferenciales de la NBA.

Su fichaje también situó a Los Ángeles Lakers como uno de los favoritos al título y el precio de las entradas para una cita baloncestística en la cancha californiana, Staples Center, donde disputan los partidos como local, se incrementó notablemente. Y es que verle jugar levanta pasiones inimaginables como que un aficionado llegó a pagar casi 50.000 dólares por disfrutar del encuentro en la parte baja de la pista.

A inicios de 2020, Lebron encontró un motivo más para luchar por el anillo. El fallecimiento de Kobe Bryant, icono mundial y mito del conjunto angelino, junto a su hija en un accidente de helicóptero, le llevó a prometer que continuaría con su legado y le homenajearía ganando el campeonato en su memoria.

Y así lo ha hecho. En una temporada atípica, en la burbuja de Orlando frente al Covid-19, con un formato y protocolo sanitario en el que los deportistas y protagonistas de este evento se han aislado del exterior.

Sin el calor del público más allá de unas gradas virtuales y con todos los condicionantes que genera la pandemia del coronavirus. Liderados por Lebron James, los Lakers tocaron el cielo y se alzaron con el título de campeones de la NBA en honor a la Mamba Negra, tal y como se conocía a Kobe Bryant.

La legendaria entidad angelina volvió a celebrar el campeonato, diez años después tras doblegar a los Miami Heat, y lideran la NBA junto a los Celtics como las franquicias con más entorchados.

La figura de Lebron James sigue escribiendo capítulos en la historia del baloncesto norteamericano. El alero, ya en posesión de su cuarto anillo, se une a Robert Horry y John Salley como los tres únicos que han conseguido ser campeones de la NBA con tres equipos diferentes.

Pero su gen ganador, además, le ha llevado a convertirse en el primer jugador en la historia que consigue la distinción de MVP de las finales de la NBA con tres equipos diferentes: Cleveland Cavaliers, Miami Heat y Los Angeles Lakers.

Animate TITSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre