Los jugadores del CD Tenerife se ven por el buen camino

Los jugadores del CD Tenerife que pasaron este sábado por la zona mixta del Heliodoro fueron en buena medida la voz de la experiencia. Casadesús y Vitolo fueron los encargados de ponerle pausa a las declaraciones pospartido. Ambos se mostraron felices por haber brindando un triunfo a la afición, recalcaron que el grupo va por el buen camino, pero advirtieron que aún queda mucha liga por delante.

Casadesús: “Entramos bien al partido, con intensidad y eso se traduce en que el equipo gana. La línea es buena, aunque los encuentros que nos esperan serán difíciles pues la categoría es así. Los rivales saben también que somos un rival complicado. Queda mucho pero estamos por el buen camino. El Alcorcón había empezado muy bien pero se va con cuatro. Ahora mismo las sensaciones son positivas y nos podemos ir contentos a casa. En lo personal tenía ganas de jugar aquí y de estar con el grupo. Intento estar siempre a disposición del entrenador. Estoy para sumar. He marcado y ojalá vengan más aciertos. Parece que vamos a estar arriba desde el principio, pero debemos saber que esto será muy largo. Hay que tener los pies en el suelo”.


Vitolo:
“Cuando se gana uno se va contento a casa y con la sensación de haber hecho bien el trabajo. Estos tres puntos eran importantes tras la derrota del Córdoba. Ahora mismo estamos contentos porque se ha hecho un partido completo y la gente ha disfrutado. El fútbol te da la revancha cuando pierdes. La idea ahora es encadenar resultados positivas para estar arriba y aspirar a cosas importantes. Intentamos sobre todo ser regulares en resultados y juego para conseguir esa racha que digo. Somos contundentes y hoy se ha peleado mucho. La Segunda necesita no solo calidad, también garra. Esto unido te da solidez. Esto debe ser así en todos los partidos. El desgaste es alto, pero entre todos se puede conseguir. Todos somos importantes en este equipo y tendremos un papel en cada momento. Cuando ha salido alguien del banquillo no se ha notado. La competencia en la plantilla es alta. Para conseguir victorias hay que trabajar desde el grupo. Lo que yo siempre hago es correr y pelear. Cuando el equipo gana me voy contento, no cuando hago un buen partido. Mi trabajo puede gustar más o menos, pero es necesarios para llevarse los partidos”.