Los jugadores del CD Tenerife, rebosantes de confianza

El CD Tenerife continúa con su particular escalada en la tabla clasificatoria. Los blanquiazules, tras doblegar al Nástic de Tarragona (1-2) se impulsan en la tabla clasificatoria. 10 de los últimos 12 puntos es el bagaje de los insulares desde que Joseba Etxeberria es el técnico.
 

El próximo compromiso, el viernes ante el Real Oviedo, en el Heliodoro Rodríguez López

Sobre el triunfo habló Carlos Ruiz: “Veníamos con la intención de sumar de tres y lo hemos conseguido. Además creo que hemos realizado un gran partido. La única pena ha sido la lesión de Juan Villar. Esperamos que no sea nada grave y pronto pueda estar con el equipo”. 

El hoy capitán blanquiazul analizó el encuentro y los primeros minutos dubitativos: “Es cierto que nos ha costado un poco al principio. Ellos nos han generado dudas y se han venido arriba con el gol. Aún así tuvimos una reacción rápida, tal y como demostramos también la semana pasada. Ahora sólo queda seguir alargando esta racha de resultados”. 

Atrás parecen quedar los fantasmas de los malos resultados. Y es que para el veterano central, el equipo está muy bien: “Ahora mismo estamos en el mejor momento de la temporada. Estamos generando muchas acciones de peligro a los rivales y los de arriba las están marcando, algo que se traduce en resultados. Lo que nos queda ahora es cerrar un poco más la parcela defensiva”. 

Por último, Carlos Ruiz habló sobre las posibilidades de ascenso del equipo: “Nosotros no hacemos cuentas. Lo único que miramos es que el viernes tenemos un duelo ante un rival que está por arriba nuestro, como lo es el Oviedo. Tenemos que centrarnos en ir sumando puntos de tres en tres, y no mirar nada más”. 

El otro protagonista en la zona mixta del Nou Estadi fue Bryan Acosta. El mediocentro se mostró contento por el resultado: “La verdad es que las cosas nos están saliendo bien y estamos sumando muchos puntos. Esperamos que esta dinámica se alargue en el tiempo”. 

Sobre los aspectos que han cambiado para la mejoría del equipo, el hondureño lo tiene claro: “El míster quiere que apretemos en todas las zonas del campo y eso es quizás la clave del cambio. Nosotros ahora nos la creemos un poco más. Estoy alegre y agradecido por la confianza que me está dando. Ahora mismo estoy centrado al cien por cien en el equipo”. 

El próximo duelo será de altura, ante uno de los punteros de la liga. Este es el pensamiento del catracho: “Ahora vamos a casa para intentar darle otra alegría a la afición, frente al Real Oviedo. Esperamos hacer valer nuestra condición de local”. 

Por último, habló sobre las ocasiones que tuvo el Nástic en los últimos minutos del choque: “Ellos también juega y sabíamos que iba a ser un partido complicado. Al final nos metieron un poco en nuestro arco, pero lo importante es que conseguimos la victoria”.