Los jugadores del CD Tenerife destacan la actuación del equipo frente al RC Deportivo

Los jugadores del CD Tenerife que atendieron a los medios de comunicación en la sala mixta resaltaron el esfuerzo realizado por equipo para lograr un resultado positivo frente al RC Deportivo de la Coruña. Bryan Acosta y Jorge Sáenz coincidieron en que no vieron penalti en la acción del primer gol de los gallegos, aunque respetan la decisión del colegiado. Además, los pupilos de Joseba Etxeberria valoraron el estado del nuevo césped natural del Heliodoro.

Bryan Acosta y Jorge Sáenz no vieron penalti en la acción del primer gol del Deportivo pero coinciden en respetar la decisión del colegiado

 
Bryan Acosta: “Me salió un golazo. En la última recuperación, sentí molestias en el isquio pero vimos que se trata de carga muscular y estaré a tope en el entrenamiento del martes. El partido fue al final una locura, merecimos el triunfo. Ellos hicieron el 1-2 pero fuimos capaz de empatar en la última jugada. Hay que mejorar, pero el rival también te exige. El árbitro dice que el penalti fue claro. El nuevo césped está muy bien, nos vamos adaptando. Desde que iniciamos la temporada esperábamos arrancar de la mejor forma. No vamos mal, dos visitas muy difíciles en las que hemos puntuado. En casa nos hemos visto las caras frente a un gran rival, Vamos paso a paso y esperamos estar en lo más alto”. 

Jorge Sáenz: “El gol fue una descarga de adrenalina, más si cabe cuando uno sabe lo complicado que es entrar en el once. Pensábamos que no podíamos rascar nada y llegó el gol. Sabemos que es muy complicado y debemos hacer bueno el punto la próxima jornada. El Deportivo hizo un gran partido, en especial en la primera parte. Nunca bajamos los brazos y supimos plantarle cara a un candidato al ascenso. El penalti es decisión del arbitro que hay que respetar. Dentro del campo nos sorprendió, pero no queda otra que respetarla y darle la vuelta al marcador. No me esperaba jugar. Cada día trabajo para ganarme la confianza del míster y para que cuente conmigo. Depositó su confianza y quise hacerlo lo mejor posible. Al nuevo césped nos ha costado adaptarnos, sobre todo en el entrenamiento de ayer. Lo hemos visto muy bien pero tenemos que adaptarnos sobre todo al bote del balón, que ha cambiado bastante. He aprendido que en los buenos y malos momento hay una lección que aprender. Por ello, he trabajado en los entrenamientos para que me llegara la oportunidad aprovecharla. El Málaga es uno de esos equipo fuertes y tenemos que intentar llevarnos los tres puntos a domicilio”.