Ignacio Nunes, a la izquierda, y dos enfermeras, a la derecha | CEDIDA/IMEGEN DE LA RED

Los enfermeros de Tenerife, hartos por los nuevos contratos

Tubigú

Los enfermeros de Tenerife están al límite. Pero no nos referimos al límite psicológico o físico conocido por la lucha frente a la pandemia, que ya cumple un año, arriesgando la vida por los demás. Sino al límite de aguantar el funcionamiento de contratos del sector de la enfermería.

Así lo ha hecho saber a atlanticohoy.com Ignacio Nunes, enfermero del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (HUNSC), que comenta que ya ha empezado un movimiento en el sector que, en las primeras fechas, ya aúna a cerca de 400 enfermeros de atención primaria, del HUNSC y del Hospital Universitario de Canarias (HUC).

“Los enfermeros, hartos, hemos decidido empezar a buscarnos la vida, por supervivencia por así decirlo”, recalca Nunes. “Estamos empezando el movimiento, pero todo ha eclosionado por la situación que se ha dado a finales de enero en La Candelaria”, señala en relación a la oferta o ampliación de contratos.

La situación que reclama Nunes, de 27 años, y compañeros en su misma situación es, por un lado, el formato de las listas oficiales de contratación, y, por otro, la reducción en la temporalidad de los nuevos contratos, que son ajenos a la experiencia de estos profesionales de la sanidad.

Funcionamiento de las listas oficiales

“En Canarias no hay un baremo ni una puntuación específica ni objetiva para ir subiendo o bajando en la lista. Es una lista fija, que lleva desde 1998, y nunca se ha actualizado”, espeta. ¿Qué quiere decir esto? Que los contratos los ofertan simplemente por el orden de entrega de currículum, obviando la experiencia laboral. “Pones el CV digamos que, en 2016, otro en 2017 y otro en 2015. Pues trabaja antes el de 2015, aunque acabe de salir de la carrera, que el que lo presentó en 2016, pero que lleva diez años de experiencia, porque salió de la carrera en 2006”, explica el enfermero del HUNSC.

La gota que ha colmado el vaso es las ofertas de contratos que se vienen realizando en los últimos meses. “En Canarias, a gente con más de 12 años de experiencia, le están llamando para ofrecerles un contrato. Normalmente los daban de año en año. Y ahora, después de estar esos años trabajando les dieron un mes de contrato”, señala Nunes como ejemplo.

A Ignacio, de la promoción de 2016, le llamaron el pasado 28 de enero, y le dieron 16 días de contrato. “A la hora, me llamaron otra vez y me dieron 25 días “para mejorarme el contrato”. El lunes, día 1, volvieron a empezar a llamar a ofrecer mejoras de contratos. A la gente que les habían dado un mes, le dieron seis meses; a los que les habían dado días, dieron un mes. No ha sido generalizado, sino a ‘X’ personas. Se han quedado cuatro promociones, la de 2017, 2018, 2019 y 2020 sin contratos y nadie sabe los motivos. Sin poder trabajar este mes, por lo menos, cuando el año pasado les habían dado un año”, esquematiza el sanitario. “En La Candelaria se quedaron unos 2.000 enfermeros en paro este mes”, añade.

“Nos sentimos abandonados"

Ignacio Nunes cuenta que se han organizado porque ven que los sindicatos no están haciendo nada. “Nos sentimos abandonados por el sistema y por los que nos deberían defender”, reflexiona.

Además, confiesa que lo que les gustaría es manifestarse y luchar por sus derechos. “Si se pudiera dar la ocasión de la huelga, sí. El problema es que nosotros siempre trabajamos en servicios mínimos y la posibilidad de convocar huelga y poder asistir es mínimo”, espeta resignado.

Ignacio, a quien le han retrasado la fecha de la segunda vacuna contra la covid-19, reconoce el hartazgo ‘in crescendo’ del colectivo. “Como sanitarios, sabemos que la cosa está mal y nosotros estamos mal. Siempre hemos sido de aguantar, aguantar y aguantar. Aguantar palos de todos lados. Estamos hartos y queremos nuestros derechos y unos trabajos y contratos dignos. Y que se hagan las cosas bien, al menos en Canarias, que creo que es la única comunidad autónoma que no tiene una lista de contratación única. Cada gerencia tiene su lista en vez de unificarse y baremarse”, sentencia el enfermero del HUNSC.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...