La sanidad privada, el inquilino del mes

El sector de la salud privada, a través de sus múltiples configuraciones, aseguradoras, clínicas dentales, centros auditivos etc., se ha lanzado a la expansión a pie de calle.

Image

Visita de la zona analizada | GORKA LÓPEZ

Ya tenemos candidato para ocupar el stock de locales que la banca ha desocupado como consecuencia de sus procesos de fusiones y planes para reducir costes.  
El sector de la salud privada, a través de sus múltiples configuraciones, aseguradoras, clínicas dentales, centros auditivos etc., se ha lanzado a la expansión a pie de calle. La explicación es simple. Aumento de la demanda de estos servicios, estrategias comerciales más agresivas e incremento en la prestación de servicios que, en muchos casos, han generado una integración hacia adelante de las aseguradoras prestando servicios médicos directamente. Y para ello necesitan localización, superficie y distribución.

Los centros de sanidad privada precisan de dimensiones por encima de 150 metros cuadrados para poder diferenciar áreas de atención y, tradicionalmente, las oficinas bancarias han manejado esta tipología de local. No existen muchos sectores en expansión que demanden estas superficies y que además puedan acometer la inversión necesaria para reconvertir lo que hasta ahora eran oficinas bancarias en espacios que además presentan una marcada imagen corporativa.

A esto hay que añadir la ventaja de que las oficinas bancarias han dispuesto de localizaciones en zonas de mucho tráfico de público que beneficia a la visibilidad de estas compañías.
Asimismo, la expansión ha llegado en un momento en el que los precios han caído y estos locales se han convertido en verdaderas oportunidades para el crecimiento de un sector que sigue sin tocar techo.

Zona Rambla de Pulido, caso de ejemplo

Sólo en esta arteria de Santa Cruz, podemos encontrar hasta cuatro nuevas aperturas de espacios vinculados a la sanidad privada y, en la mayoría de los casos, ocupando antiguas oficinas bancarias. Comenzando por Vitaldent, que ocupa la esquina con Iriarte, podemos tropezar, según nos dirigimos hacia la Plaza de La Paz, con una sucursal de Asisa o un centro dental de Adeslas llegando a la confluencia con Álvarez de Lugo.

En otra esquina de mucha visibilidad, con la calle Anselmo Benítez ha abierto sus puertas una clínica dental de Caser. Si descendemos nuevamente, y cruzamos la populosa plaza de Weyler, podremos observar como Gaes, centros auditivos, ocupa la posición que durante muchos años ostentó Caixa en Callao de Lima.