Lo que no te cuentan: ¿Cuándo acabaremos con la covid-19?

Tuvigú

La pandemia se acabará. Sin embargo, para que esto suceda no hará falta que el nuevo coronavirus desaparezca de la faz de la Tierra. La comunidad científica coincide en que el SARS-CoV-2 se convertirá en un virus respiratorio endémico, como ya lo es, por ejemplo, la gripe estacional.

Aunque ya comenzamos a ver la Luz al final del túnel gracias a un mayor conocimiento del virus y a la llegada de las vacunas, que deberán extenderse por todo el mundo, lo cierto es que aún queda lucha por delante para inmunizarnos a todos. Hay estudios que calculan que esto no sucederá hasta 2024 por la distribución desigual de dosis.

Algunos de los factores que pueden reforzar la circulación de la covid-19 en el planeta son las reticencias de algunas personas a vacunarse y un posible cambio de comportamiento de las ya vacunadas al sentirse más seguras. Por ello es importante que, aún después de vacunarnos, sigamos manteniendo las medidas de protección: mascarilla, higiene, ventilación y limitación de las interacciones sociales.

Con el Covid pululando en ambiente y superficie nada es seguro. Y su comportamiento errático así lo viene confirmando desde el primer brote hace un año. Asimismo, la vacunación no eliminará por completo el SARS-CoV-2 y probablemente el virus evolucionará para seguir contagiando de forma más leve, sin matar al huésped.

Aunque todo parece indicar que en cuestión de pocos meses se podrán relajar las restricciones sanitarias en la mayoría de países, lo cierto es que ahora la dificultad principal reside en que los ciudadanos mantengan las precauciones a pesar de la fatiga. De lo contrario, la relajación de las medidas de seguridad supondría un aumento de las muertes por la covid-19.

El llamado de las autoridades es a no bajar la guardia porque el covid-19 sigue multiplicándose con fuerza en varias regiones.

La aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2 puede complicar el panorama. A pesar de que muta menos que otros virus, como el de la gripe o el del VIH, ya han surgido nuevas variantes más contagiosas, pero no más mortales.

Por todo ello, todo parece indicar que no estamos en el final, aunque sí en el principio del final, muy cerca de la orilla, pero aún es importante seguir nadando. Esto quiere decir que no podemos abandonar las medidas restrictivas, cada vez menores y para menos sectores, sin bajar la guardia.Y cuanto antes estemos todos vacunados, antes dejará de ser la covid-19 un problema grave que ha llegado a cambiar en profundidad nuestra vida cotidiana y nuestras relaciones personales y laborales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre