Un nuevo reto

Mi mundo de letras es muy variopinto. Se nutre de palabras, amor y sonrisas. De vez en cuando se escapa alguna lágrima también, como todo en la vida está sujeto a los vaivenes del entorno y los vientos Alisios. La mayoría de las veces son lágrimas de alegría o tal vez de nostalgia, pero algunas otras son lágrimas propiciadas por la incomprensión o las decepciones.

Mi mundo de letras es real como la vida misma y como ella va y viene por los senderos a veces llanos y otras cuesta arriba… muy cuesta arriba.
A lo largo de los años de mi pluma han ido saliendo creaciones diversas, ora en prosa, ora en verso; a veces simplemente informativas o reflexivas, otras pidiendo a gritos que alguien les pusiera música, pero siempre mías y con un contenido plagado de mis vivencias cotidianas.
Así, pasito a paso, han ido viendo la luz diferentes trabajos: novelas, poemas, ensayos, biografías, algo de teatro, canciones… Ahora mismo me siento “preñada” de un nuevo retoño, algo diferente a todo lo publicado hasta hoy. En mi afán de dejar recogido en papel mis trabajos le ha tocado esta vez ver la luz a mi primer trabajo dedicado a los niños.
Cuando mis hijos y sobrinos eran pequeños escribí algunos relatos para ellos que luego les regalaba en Navidad, ahora que ya son mayores, y por una causa solidaria, hago público uno de ellos “El cumpleaños de la princesa”, en vísperas también de las fiestas navideñas.
Ellos estarán allí el día de la presentación y eso me hace inmensamente feliz.
Image
Con portada pintada por mi hija Yolanda Pérez e ilustraciones mías, AOC (Albertine Orleans Creativa) ha decidido publicarlo y estará disponible a partir del día 19 en que lo presentaremos en la Sala MAC de Santa Cruz de Tenerife. Los beneficios serán íntegros para la Asociación tinerfeña de escritores ACTE. Una nueva contribución de AOC y una servidora en nuestro deseo de ayudar a este colectivo en todo lo que podamos para ver crecer día a día la cultura en nuestras islas.
Image
Un nuevo reto a punto de cumplirse y… seguimos avanzando. 
No tengo que decirte la ilusión que me haría verte ese día acompañándonos ¿verdad?