"Con la Ley de Segunda Oportunidad hemos conseguido reducir una deuda al 50%"

Ver luz al final del túnel en una situación extrema de endeudamiento para un particular o un autónomo es posible. Así fue concebida la Ley de Segunda Oportunidad tan poco conocida en nuestro país, a pesar de ser la salvación para muchos autónomos atrapados en una maraña de deudas contraídas en época de crisis. El abogado Santiago González responde a las dudas y nos da las claves para encontrar la solución a los problemas económicos.
Esta Ley de la Segunda Oportunidad se contiene en el Real-Decreto Ley 1/2015, de 27 de febrero y fue modificada en junio de 2015. Los beneficiarios pueden reducir con este mecanismo cargos severos de préstamos y tarjetas de crédito, también deudas con Hacienda y con la Seguridad Social.
En EEUU es donde primero se tiene conocimiento de esta opción legal y posteriormente se ha ido implementando en los países de la UE. ¿Por qué no es del todo conocida?
González confiesa a AtlánticoHoy que incluso "a veces llevamos un expediente de estos casos al notario, o a otros compañeros abogados, y no se conoce mucho esta Ley".  
Pese a que el grado de conocimiento es muy bajo, "cada vez hay más compañeros letrados que se dedican a estas cuestiones. Nuestro despacho Área Jurídica Global tiene más de cien oficinas, más de 300 abogados, e incluso tenemos oficina en Bruselas", explica. 
¿Cuál es el perfil del endeudado, de los particulares y emprendedores
? ¿Tiene requisitos? Para que veamos lo interesante de esta figura legislativa, Santiago González nos comparte ejemplos y datos de interés para comprender hasta qué punto una persona endeudada puede salir de esa situación compleja
.

Santiago González en el set de grabación de AtlánticoHoy| ATLÁNTICOHOY