Las terrazas de Santa Cruz, al alza

Las Islas Canarias son afortunadas por un clima seductor y atractivo para los visitantes, pero incluido en el ADN del ciudadano local, que lo consumen diario. Tanto unos como otros son dos perfiles muy diferenciados, pero con un denominador común: disfrutar de las terrazas que ofrece Santa Cruz de Tenerife.

AtlánticoHoy se desplazó a cuatro locales que echaron raíces en cuatro emblemáticos lugares de distintos puntos de la ciudad, para dialogar con sus representantes sobre la situación actual del comercio y sus peticiones de mejoras al Ayuntamiento.

Image

Calle de La Noria | ATLÁNTICOHOY

Guillermo Guerra es encargado en el gastropub Mojos y Mojitos de la popular Calle de La Noria, sinónimo de ambiente vespertino y que marca el pulso del ocio chicharrero. Con la primavera más que avanzada y apuntando a los meses estivales, Guerra señala que “siempre la temporada más alta se da a partir de mayo y en los meses de verano, cuando la gente sale más a la calle”. No obstante, aclara que “es verdad que al no tener un invierno tan frío no ha sido malo para el negocio, pero en la calle de La Noria siempre la gente responde muy bien”. 

Marco Rodríguez, rsponsable de la cafetería Tip Top, localizada en la Calle del Castillo, mantiene la normal línea de opinión relacionada con las subidas de temperaturas de mayo. “Se ha notado bastante y hay más afluencia de gente”, apunta. Eso sí, Rodríguez confirma una ventaja que tiene su lugar de trabajo. “Se trabaja mucho por la zona comercial que es la Calle del Castillo”.

Bajamos hasta el Café Atlántico, situado frente a la Plaza de España y parada fija para cruceristas, por su cercanía con el puerto. Nos atiende su propietario, Eduardo Coll, quien reconociendo las diferencias de los meses más frescos con los calurosos, hace un guiño a los primeros. “Las mañanas no son tan calurosas, así que también sale la gente más por la mañana y las terrazas se llenan más que por la tarde”.

Nieves Pérez es la gerente de la Cafetería García Sanabria, sita en la zona baja del pulmón de Santa Cruz, junto al legendario reloj de flores. “La temporada de otoño e invierno la hemos superado gracias a los cruceros y a las poquitas cosas que se han hecho en el parque, como las Fiestas de Mayo y el Plenilunio”, explica. “Espero que las perspectivas se vayan superando” en los próximos meses. Para ello, la cafetería tiene varios frentes abiertos. “Se están planificando excursiones de turistas desde el norte y sur de la isla para visitar Santa Cruz; hemos fomentados distintas actividades con ‘Zona Centro’, la asociación de comerciantes; hacemos títeres los primeros domingos de cada mes; ahora vamos a empezar unas actividades culturales y hoy montamos cosas para los niños, pero siempre reinventando para tener un poquito más de atractivo orientado hacia el cliente”, resalta con las ideas muy claras.
Declaraciones al periódico digital AtlánticoHoy de Alfonso Cabello: 
"Santa Cruz ha cambiado, es un ser vivo"

Image

Alfonso Cabello | AYTO SANTA CRUZ DE TENERIFE

El concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Alfonso Cabello, afirma que "la realidad es que la ciudad ha cambiado, es un ser vivo” en lo que respecta a la oferta de ocio y restauración al aire libre. “Empiezan a brillar algunas iniciativas y los ciudadanos tienen ganas, ilusión y quieren volver a quedarse en la capital”.

“Santa Cruz se ha desperezado”, continúa el responsable municipal, quien matiza que también se ha ido modificando la legislación, por lo que “lo que era posible en un momento y entorno anteriores, a día de hoy es muy complicado”. Así, recuerda cómo hace unos años, en zonas como la avenida de Anaga, “ibas y aparcabas hasta en tercera fila, tomabas una copa y te marchabas, pero eso actualmente es impensable”. El modelo actual implica diferentes zonas, no tan concentradas, en las que poder disfrutar y tomar algo en un rango amplio de horas. 

A su juicio, parte de este cambio está muy vinculado también a la ampliación de la oferta gastronómica, “aspecto por el que los empresarios han apostado bastante. Todo influye”, asegura. 

Cabello recuerda que hace unos tres años que se eliminó la tasa que gravaba la ocupación de la vía pública para las terrazas y, si se tiene en cuenta el buen clima y el objetivo de convertir a Santa Cruz en una capital turística, desde el Ayuntamiento entienden que una de las principales ventajas competitivas capitalinas es el poder pasar tiempo en la calle, en las terrazas.

Este aspecto debe sufrir “ajustes continuos” porque, en su opinión, es necesario el “equilibrio de la ocupación de las terrazas, la diversión y el ocio, con el descaso y el derecho de los ciudadanos a pasear por la calle, así como que las personas con movilidad reducida puedan desplazarse, etc. Se van logrando equilibrios con algún esfuerzo”, matiza. 

El concejal de Promoción Económica indica, a su vez, que desde la Corporación municipal realizan una importante apuesta para animar a los empresarios a atender y homogeneizar la imagen, a “hacer más agradable el estar en la calle”. 

Asimismo, los datos muestran cómo en Santa Cruz ha crecido el número de pequeñas empresas un ocho por ciento entre 2015 y 2016. “Tenemos ahora mismo 16.600 empleos en el sector servicios vinculados al turismo y en 2016 nos visitaron 2,2 millones de turistas. Son cifras récord. Esto hace pensar que es un buen momento para apostar por la ciudad, por el servicio y la gastronomía “, añade Cabello. 

Image

Terraza de la cafetería Tip Top | ATLÁNTICOHOY

Carencias 

Alfonso Cabello reconoce carencias en algo que a su área en el Ayuntamiento “nos ocupa un poco y nos preocupa un pelín menos”. Se refiere a lo que se denomina la segunda copa, o la actividad de ocio a partir de las dos de la mañana. Desde esa franja horaria disminuye notablemente el número de opciones en Santa Cruz. 

“Existen algunos locales con sus autorizaciones que están funcionando razonablemente bien, pero sabemos que hay una debilidad por esa parte”. Sin embargo, destaca que la parte de primera hora, la de picar algo, es “visible y notorio que, en los últimos años, ha ido ofreciendo más alternativas, muy vinculadas a la iniciativa empresarial, porque al final no es el Ayuntamiento quien hace las apuestas directamente. Nosotros, con no molestar demasiado, ya estamos ayudando”, subraya. 

Como indicador a pie de calle del éxito del ocio en a capital, Alfonso Cabello destaca que, por ejemplo, el consumo de cervezas de la Compañía Cervecera de Canarias ha crecido mucho en Santa Cruz, lo que sirve a modo de indicador fiable al sector de la restauración de la economía real: se está consumiendo más en bares y restauración.

Clientela ¿extranjera o local?

Aprovechando las bondades climáticas, en las terrazas de estas cafeterías siempre uno puede ver combinados los distintos perfiles de cliente, siempre dividido entre el turista y el residente. “Tenemos un público fiel que viene a menudo, tanto a almorzar como a cenar, y en ese aspecto nosotros estamos muy contentos”, apunta Guillermo hacia una dirección de clientes locales. Por su parte, desde el Tip Top ven mayor incidencia en temporada alta, que es “donde más se nota es en la clientela local”. 

Coll asegura que ahora es cuando “la clientela local sube. Con el veranito la gente sale prácticamente toda la semana. A partir de las seis o las siete de la tarde se echan a la calle”, señala. El análisis de Nieves abarca el contexto económico reciente. “La clientela habitual está muy restringida por la crisis más que nada. El que venía y se sentaba a merendar, ahora solo se toma un cortado y nosotros estamos un mas sujetos en este sentido”, explica.
Normativa flexible

Santa Cruz ha apostado claramente por las terrazas. El Ayuntamiento capitalino calcula que este tipo de negocio ha aumentado cerca de un 20% en los últimos cuatro años y lo achaca, entre otros motivos, a la flexibilización de las normativa que regula la ocupación de la vía pública con
mesas, sillas y parasoles, para establecimientos de hostelería o similar,
 siempre dentro de lo que permite la normativa regional. 

A principios de este año, el Pleno municipal acordó flexibilizar la ordenanza de Paisaje Urbano, encargada de regular la instalación de mesas y sillas a modo de terrazas, lo que permitió a numerosos negocios de restauración ofrecer este servicio al aire libre en función del cumplimiento de ciertos condicionantes como, por ejemplo, las distancias mínimas entre las terrazas y garajes, pasos de peatones,etc. 

Por otro lado, la Corporación también ha permitido que ese ancho mínimo de distancia pueda ser reducido prudencialmente, siempre de forma motivada en el expediente y tras recibir autorización específica.

El requisito fundamental para poder optar a la instalación de una terraza era haber obtenido licencia definitiva de apertura de local,
contar con fachada al exterior y disponer de una acera delante de su local de más de tres metros de ancho. 

Peticiones al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Varias son las mejoras que solicitan estos profesionales de la restauración y hostelería al Consistorio santacrucero. Guerra y Coll coinciden en una necesidad de mayor dinamización de la ciudad. “Más dispensa para poder hacer actividades en la calle siempre nos viene bien. Para nosotros está claro que es negocio, pero la gente demanda cultura, demanda música en vivo y todo ese tipo de cosas. El Ayuntamiento sí que podría ser un poco más permisivo y abrir la mano, que sí que lo hace de vez en cuando con algunas actividades. Que llamen a que la gente salga a la calle y tenga un porqué salir a la calle”, pide Guillermo desde La Noria. 

“Podría estar una hora hablando de lo que quiero que mejore el Ayuntamiento”, comparte el dueño del Café Atlántico. “En verano, cuando está todo el mundo en la calle para pasarlo bien, prácticamente en todo el litoral de la costa española se permite que haya un montón de locales abiertos con grupos de música en vivo u otros espectáculo de música, o lo que sea. Aquí, desgraciadamente, no nos dejan dinamizar la ciudad como nos gustaría”, espeta Eduardo.

Image

Dos turistas disfrutan de un aperitivo | ATLÁNTICOHOY

El punto de vista de Roberto es más económico y directo. “Que baje los impuestos para tener más camareros”. Mientras, la visión de Nieves es bien distinta en relación al funcionamiento del local que regenta. “No tenemos ningún problema con el Ayuntamiento. Nos da libertad, cumpliendo las normas que tenemos”, señala, aunque eso sí, incluye una petición que llama la atención. “El tema de las palomas es preocupante porque atacan a los clientes. Tienen que hacer algo respecto a ello”, Solicita.

Es mayo y ya se nota el calor veraniego. Es un buen momento para compartir ideas, conversaciones o un simple café. El acompañante lo eliges tú, y la terraza… también. Aprovecha la casi infinita oferta de ocio al aire libre y sal a la calle.