La zona oriental de Cuba sufre un nuevo sismo leve, el tercero en esta semana

Un sismo de magnitud 2,6 en la escala abierta de Richter sacudió levemente este domingo dos municipios de la provincia de Santiago de Cuba (situada al este del país), el tercero percibido esta semana en la zona oriental de la isla.

El temblor, que no ocasionó daños humanos ni materiales, se registró a las 15.09 hora local (20.09 GMT), 15 kilómetros al suroeste de Santiago y a 10 kilómetros de profundidad, en las coordenadas 19.95 de latitud norte y 75.96 de longitud oeste, según el informe del Servicio Sismológico Nacional.
El movimiento telúrico, el sexto perceptible del año en Cuba, se sintió en la ciudad de Santiago -la segunda más poblada del país- y en el municipio de Palma Soriano.

El lunes y el miércoles pasados también se reportaron dos sismos de magnitud 4 y 4,8, respectivamente, que sacudieron las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba y Holguín. 
La porción oriental de Cuba concentra con mayor frecuencia estos eventos, aunque los sismólogos locales han advertido de que pueden ocurrir en cualquier zona del país. 
Alrededor del 70 % de los sismos se reportan en la falla Oriente, ubicada a lo largo de la costa sureste de la isla, donde en 2018 se registraron 15 movimientos perceptibles. 
La primera sacudida por un temblor de este año quedó registrada el 23 de enero en la localidad de Caimanera, en Guantánamo, con una magnitud 4,2 en la escala de Richter, y cinco días después el fuerte terremoto de magnitud 7,7 con epicentro en el Mar Caribe estremeció varias zonas de la isla de oriente a occidente.
Otro terremoto de magnitud 6 puso en vilo, a mediados de abril pasado, a los habitantes de varios municipios de Pinar del Río, la provincia cubana situada en el extremo más occidental. 
Cuba está ubicada en un punto geográfico en el que confluyen diferentes sistemas de fallas tectónicas con una importante actividad sísmica.