La Unión Europea estudia reunirse con la Liga Árabe para apoyar el proceso de paz

La alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, afirmó que estudia invitar a representantes de la Liga Árabe "probablemente" en febrero para apoyar "un marco internacional" que permita "reiniciar las negociaciones" de paz en Oriente Medio.

"Vamos a continuar trabajando par apoyar un marco internacional que permita acompañar las negociaciones directas", afirmó la política italiana a su llegada al consejo de ministros de Exteriores de la UE que se celebra hoy en Bruselas, al que acude el presidente de Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas.
Mogherini subrayó que la UE ha estado implicada con EEUU en el proceso a través del Cuarteto para Oriente Medio (del que también forman parte la ONU y Rusia) en una reunión de enviados especiales que ha tenido lugar "en los últimos días", y ha mantenido contactos con Jordania, Egipto, Arabia Saudí y la Liga Árabe, "una señal muy positiva", dijo.
"En este sentido estamos debatiendo sobre una invitación, probablemente en febrero, a representantes de la Liga Árabe para ver cómo podemos apoyar más este proceso", añadió.
Tras acoger al primer ministro israelí, Benjamin Netahyahu, el pasado diciembre, la UE quiere mostrar al representante de Palestina su "compromiso" para alcanzar una solución pacífica que dé viabilidad a los dos Estados, algo que para algunos países pasa por ofrecer "algo concreto" a Abbas, según fuentes diplomáticas.
Otros países abogan más bien por que la reunión sea "una conversación política" sin grandes anuncios, pero sí con un compromiso claro de la UE de implicarse en las negociaciones tras la polémica decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de considerar Jerusalén la capital de Israel.
"Claramente hay un problema con Jerusalén, diría que este es un eufemismo muy diplomático. Los europeos, todo el mundo árabe y la ONU seguimos creyendo que la única solución pragmática y realista para Jerusalén tiene que emanar de negociaciones directas y que tiene que ser la capital de dos Estados", añadió Mogherini.
También está sobre la mesa la decisión de Washington de congelar 65 millones de dólares -de los 125 que había comprometido para enero- a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), en vistas a la próxima conferencia internacional de donantes que se celebrará el próximo 31 de enero en Bruselas.
Mogherini subrayó que la UE ha estado implicada con EEUU en el proceso a través del Cuarteto para Oriente Medio (del que también forman parte la ONU y Rusia) en una reunión de enviados especiales que ha tenido lugar "en los últimos días", y ha mantenido contactos con Jordania, Egipto, Arabia Saudí y la Liga Árabe, "una señal muy positiva", dijo.

El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, afirmó por su parte que "el nivel de acuerdo a 28 es sólido respecto de la solución de dos Estados", y abogó por pedir a Abbas "que modere" su "respuesta ante unas decisiones" que la UE ya ha "desaprobado", en referencia a la decisión estadounidense sobre la capital de Israel.
"Creo que lo que hay que pedirle es que modere una respuesta ante unas decisiones que nosotros mismos también hemos desaprobado, y ayudarle en la medida que podamos", consideró.
Dastis también mostró la disposición de España para "estudiar e iniciar las discusiones sobre un posible acuerdo" de asociación con Palestina, una vía que varios países, entre ellos Francia, han puesto ya sobre la mesa.