La piña y la papaya, las frutas más digestivas y saciantes del verano

La piña y la papaya son dos frutas muy saciantes por su alto contenido en fibra y además son muy bajas en calorías, por lo que son un perfecto aliado para controlar el apetito y ayudan a tener un peso saludable en verano, tal y como explican los expertos. 

Al estar clasificadas ambas dentro de la categoría de frutas tropicales, su momento óptimo de consumo para nuestro organismo es en verano, pues es la estación del año donde se alcanzan las temperaturas más elevadas, tal y como sucede en el trópico, lugar de donde son originarias.
A continuación, se expondrán las principales propiedades nutricionales de la papaya y de la piña, así como diversas formas de consumir las mencionadas frutas tropicales.
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/7/7/17/LQPRBE018KTKBWG5BETZMNOM0649P93M/YI3KIW0JSXEV5HJS.PNG

Piña | PIXABAY

PRINCIPALES PROPIEDADES DE LA PIÑA
La piña, la cual es originaria de Brasil, es una de las frutas más digestivas por excelencia, pues favorece el correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo y, concretamente, favorece el tránsito intestinal por sus grandes cantidades de fibra.
Se caracteriza por poseer una gran variedad de enzimas digestivas, entre las que destaca la denominada bromelina, la cual facilita, especialmente, el proceso de digestión de las proteínas.
Asimismo, tiene minerales como el hierro, magnesio y zinc; y es rica en vitaminas A, B y tiene un alto componente en vitamina C, por lo que es una excelente fuente de antioxidantes naturales. 
Finalmente, cabe destacar que es una fruta altamente diurética, por lo que favorece la eliminación de líquidos; tiene propiedades antiinflamatorias; ayuda a mantener a raya el colesterol, por lo que es cardiosaludable y es buena para la piel, entre otros muchos beneficios.
PRINCIPALES PROPIEDADES DE LA PAPAYA
La papaya es una fruta originaria de América, que fue descubierta por los mayas. Es, a su vez, una fruta realmente  hidratante y digestiva, por su alto contenido en agua (alrededor del 90%) y en fibra, respectivamente.
Posee muchas vitaminas, tales como la A, la B, la D y la C, así como una gran cantidad de minerales como el calcio, el magnesio y el potasio. Contiene, al igual que la piña, gran cantidad de enzimas digestivas, entre las que destaca la denominada papaína.
Finalmente, es preciso mencionar que es muy saciante, gracias a su gran cantidad de fibra; es altamente diurética y antiinflamatoria; tiene grandes propiedades antioxidantes, por lo que favorece la piel y la regeneración celular.
MANERAS DE CONSUMIR LA PAPAYA Y LA PIÑA
Con el fin de conservar al máximo y de beneficiarnos de todas sus propiedades nutricionales, es preciso consumir la piña y la papaya en su versión original, es decir, en crudo.
La forma más tradicional de consumir ambas frutas es en zumos, como puede ser el caso del batido de papaya y naranja, así como el zumo de piña y hierbabuena. No obstante, se pueden incluir en otro tipo de preparaciones, tales como ensaladas, helados o polos caseros con su zumo y en brochetas, etc.
Por último, cabe destacar que con ambas frutas se pueden preparar mermeladas, aguas infusionadas e incluso tés.