Torres: "No hay llamas pero sí que hay muchos puntos calientes"

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha informado este domingo en rueda de prensa que "el incendio de La Palma se encuentra en consolidación de su perímetro; que es el mismo que teníamos ayer a mediodía". Un perímetro que, según explicó Torres, es de unos 16 kilómetros y de 1.200 hectáreas. 
Los trabajos de extinción se centran en dos puntos conflictivos: en el flanco derecho en Llano Negro, y el flanco izquierdo de Lomo de Las Palomas, especialmente en Las Buracas, donde se han quemados varias casas. "No hay llamas pero sí que hay muchos puntos calientes", explicó Torres, "esos puntos calientes pueden en cualquier momento, por acción del viento, reavivarse, por eso se está activando un mecanismo bien coordinado de enfriamiento del perímetro", informó el presidente. 

Más de 400 efectivos actúan actualmente en el incendio forestal de La Palma, incorporándose este domingo dos brigadas forestales Brif desde la Península y 120 militares de la UME.

Los vecinos de Garafía que fueron evacuados aún no pueden regresar a sus casas porque las condiciones meteorológicas siguen siendo adversas, según informan desde el Gobierno. A esta situación se suma que cinco carreteras están cortadas por la situación del incendio.

El director técnico de Extinción del Gobierno de Canarias, Jorge Parra, destacó que la noche ha sido "conflictiva" con rachas de viento de unos 50 kilómetros por hora "que nos dieron algunos sustos" e hicieron replantear la estrategia en algún momento, pero el diseño de ésta "ha dado efecto y se ha conseguido consolidar el punto de Llano Negro".

Parra indicó que la predicción apunta a que esta tarde el viento bajará de intensidad y mañana habrá buenas condiciones meteorológicas pero no hay que bajar la guardia, advirtió, pues a partir del miércoles de la próxima semana Canarias espera una ola de calor más intensa y duradera así que hay que trabajar "por tratar de estabilizar lo antes posible este incendio".

"Las condiciones meteorológicas siguen siendo adversas, por la humedad baja y los vientos que serán más fuertes que ayer", informó Torres. Se espera que mañana las condiciones mejoren pero el martes pueden volver a subir las temperaturas "así que tenemos que estar tremendamente vigilantes", advirtió el presidente quién terminó su intervención comentando que,"si todo camina como está previsto no vamos a tener un gran incendio forestal".