mandolina

La Mandolina del Capitán Román...

Tubigú

Aquí la cuestión es buscar la “pasta” para las ayudas, y para ello, la Mandolina del Capitán Román, como la del Capitán Corelli, en la película, y en aquella bella isla griega de Cefalonia, debería hacer música de amor. Pymes y Autónomos están en pie de guerra, pidiendo una canción casi de caridad, porque no han recibido ayudas directas del Estado. Lo mismo sucede con el Turismo. Gravísimo en el caso de Canarias, porque es el sector del que básicamente comemos todos.

Ha habido ayudas para el sector del automóvil, e incluso el rescate de compañías aéreas como Air Europa, aduciendo aquello de la necesaria conectividad, pero nada de “música” para el sector que crea más empleo en Canarias y en España. Lo que tiene que hacer el Capitán Román (consejero del Dinero), de una vez por todas, es valorar qué va a hacer con los 400 millones que tiene guardados del superávit de 2018.

Y es que el Vice Román es un tipo taimado, boxeador encajador, que guarda el último golpe, entre finta y finta, por si acaso, y no se fía del Timple de Pedro Sánchez, cuya música se escucha más bien por Cataluña o el País Vasco. El Gobierno de España, aún no ha concedido (debe ser de los pocos países de Europa) ayudas directas a las Pymes, y menos al Turismo. Las pocas ayudas económicas que han recibido ambos sectores son las que se han dado en algunas autonomías, pero insuficientes. en Canarias, muy poco...

Ya se lo dijo hace unos días la Parlamentaria de CsVidina Espino. ¿Por qué no utilizar ya el dinero guardado, esos 400 millones para ayudar a las pequeñas empresas, que están asfixiadas totalmente y a punto de caramelo para ir a la ruina? ¿A qué espera el Capitán Román para gastarse la “pasta” y ayudar a las empresas canarias? ¿A que cierren...?

Román debería hacer como el Capitán Corelli (Nicolas Cage) en la película. Derrochar amor y hacer música de dinero con su Mandolina, y además “ser un río de oro para su pueblo”, como también se autodenominaba Anthony Quinn en Lawrence de Arabia.  Esto va de cine amigos, y es que el que conozca al Capitán Román, sabe que es un gran actor. Ahora solo le toca interpretar bien el papel, como a él le gusta. Toque la Mandolina, Don Román“Tóquela otra vez”, como en Casablanca.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...