La línea telefónica de atención covid-19 aumenta su actividad en un 500% en un mes

AdminsitradoresFincasSC

La línea 900 112 061 puesta en marcha por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias para hacer frente a la pandemia ha incrementado su actividad en un 500% en el último mes, pasando de las 7.136 llamadas en julio a más de 43.202 en agosto.

Además, el 112 ha atendido por esta línea de emergencia 2.803 incidencias sanitarias relacionadas con el covid-19 en agosto, un 227% más que el mes anterior, por lo que se pide a la población que haga un uso responsable de los servicios, se indica en un comunicado de la Consejería de Sanidad.

Desde el departamento sanitario se pide a los ciudadanos que solo se llame al 1-1-2 si se trata de una urgencia y los síntomas que presenta son graves y no puede demorarse la asistencia sanitaria del Servicio de Urgencias canario (SUC).

Para hacer frente a esta demanda, el Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Modernización y Calidad de los Servicios, ha adaptado el protocolo para ofrecer una atención integral al paciente covid-19 que llama por la línea 900 112 061.

El objetivo es ofrecer la asistencia necesaria a los pacientes positivos de esta enfermedad o que tengan sospecha de serlo y resolver el mayor número de dudas posibles del ciudadano sobre esta enfermedad.


Según la Consejería de Sanidad, el sistema permite el registro de todas las llamadas, lo que garantiza el control de las que no puedan ser atendidas por el personal sanitario en el momento por una saturación puntual, siendo el servicio el que contacta con el usuario en un plazo de 24 horas.

Para todo ello, el Servicio de Urgencias Canario (SUC) ha reforzado el personal especializado que atiende las consultas sanitarias sobre coronavirus de la línea 900 112 061.

En la actualidad cuenta con 41 enfermeros y 4 médicos coordinadores en diferentes turnos y la plantilla continuará adaptándose en función de la demanda.

De acuerdo con este protocolo, después de responder al cuestionario de los operadores, si el paciente tiene síntomas de covid-19 (fiebre, tos, dificultad respiratoria, dolor abdominal, diarrea, perdida de gusto u olfato) será atendido por personal sanitario del SUC quien, en función de su estado, le confirmará si sus síntomas son compatibles con la enfermedad Covid-19.

Añade que en estos casos y siempre que no esté indicado el traslado sanitario se pautan medidas de aislamiento, y se trasladará la información del caso a Atención Primaria, donde se encargarán de realizar el seguimiento y toma de muestras (PCR) para la confirmación.

Paralelamente, el paciente deberá solicitar cita telefónica con su médico a través del 012 o en la web del SCS, y será el médico de familia o el equipo de seguimiento el que le comunique el resultado de la prueba el día de su cita.

El paciente no tiene que llamar a ningún teléfono porque se pondrán en contacto con él. Respecto a la baja laboral que genera esta enfermedad, la misma será efectiva desde la fecha en la que el paciente comunicó sus síntomas y el coordinador sanitario le indicó el aislamiento.

Si durante su aislamiento en el domicilio, el paciente sufre un empeoramiento grave de sus síntomas, debe llamar directamente a la línea de emergencia del 1-1-2 para ser atendido directamente por el SUC.

Para saber si esto ha sucedido, tiene que prestar especial atención a si el enfermo presenta dificultad respiratoria que le hace difícil hablar, le impide tener un diálogo fluido o realizar tareas habituales; si tiene fiebre de 39º o más que no ha conseguido disminuir por debajo de 38º en las últimas ocho horas a pesar de haber tomado antitérmicos; si presenta síntomas de desorientación o ha perdido el conocimiento; si sufre dolor torácico o expulsa esputos con sangre o si el paciente presenta un deterioro de su estado general que le impide valerse por sí mismo.

Si durante su aislamiento en el domicilio, el paciente sufre un empeoramiento grave de sus síntomas, debe llamar directamente a la línea de emergencia del 1-1-2 para ser atendido directamente por el SUC

Los pacientes asintomáticos que hayan dado positivo por covid-19 o hayan tenido contacto estrecho con personas a las que se le haya diagnosticado la enfermedad deberán permanecer en aislamiento en sus domicilios durante el tiempo que se le indique.

Normalmente los contactos estrechos deben permanecer en cuarentena 14 días desde la fecha de contacto con un positivo o hasta que su médico le él dé alta médica; deberán llevar a cabo las medidas higiénicas necesarias para evitar la propagación de la enfermedad y entrarán en seguimiento por Atención Primaria y deberán solicitar cita con su médico de familia.

Se considera que una persona ha tenido contacto estrecho con una paciente de covid-19 si ha estado en el mismo lugar a menos de dos metros de distancia y durante al menos quince minutos sin el uso de la mascarilla por cualquiera de los dos; ha prestado cuidados a una persona infectada sin haber utilizado las medidas de protección adecuadas o si ha viajado en un medio de transporte con un enfermo de covid y se ha sentado en un radio inferior a dos asientos.

El Servicio de Urgencias Canario apela a la responsabilidad individual y a seguir en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Banner-Campaña-1300x200