La incertidumbre del "Brexit" amenaza con una fuga de empresas en Reino Unido

El anuncio de que Honda cerrará su planta en Swindon (sur de Inglaterra), donde trabajan unas 3.500 personas, ha agravado el temor a que la incertidumbre del "brexit" desencadene una fuga de empresas y otras consecuencias económicas negativas en el Reino Unido.

Los planes de Honda se suman a la decisión que tomó Nissan este mes de dejar de producir su modelo X-Trail en Inglaterra y a las advertencias por parte de Ford y Jaguar Land Rover sobre los riesgos de una salida no negociada de la Unión Europea (UE).
Más allá del sector del automóvil, la tecnológica Sony ya ha anunciado el traslado de su sede europea a Amsterdam, mientras que la aeronáutica Airbus ha alertado de que puede retirarse del Reino Unido si se produce un "brexit" duro y la industrial Siemens se plantea reducir sus inversiones en el país.
Miles de compañías han puesto en marcha planes de contingencia ante la posibilidad de que Londres rompa sus lazos con Bruselas de manera no negociada el próximo 29 de marzo, según las Cámaras de Comercio Británicas (BCC, en inglés).

El Parlamento británico rechazó en enero los términos de salida pactados con la UE, por lo que el país abandonará bloque sin periodo de transición alguno dentro de seis semanas si no ratifica antes un pacto o bien pide una extensión del plazo, algo que la primera ministra, Theresa May, descarta por ahora.