La Fiscalía pide activar la euroorden para detener a Puigdemont en Dinamarca

La Fiscalía ha solicitado hoy cursar una orden de detención europea para Dinamarca, por los delitos de rebelión y/o sedición, contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que esta mañana ha llegado a Copenhague para dar una conferencia en la universidad de la capital danesa.

El escrito de la Fiscalía General del Estado solicita al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que "a la mayor urgencia" expida una orden europea de detención por los delitos de rebelión y sedición (castigados por el código penal danés con penas de hasta cadena perpetua revisable) al amparo de la legislación de reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales en la Unión Europea.
"(...) la orden europea de detención deberá ser enviada directamente para su cumplimiento a la autoridad competente para su ejecución en el citado país, concretamente la Fiscalía de Copenhague, y solo para Dinamarca", dice expresamente el escrito de la Fiscalía.
La Fiscalía ya avisó ayer de que iba a solicitar "inmediatamente" la activación de la euroorden si Puigdemont viajaba a Dinamarca, y hoy lo ha hecho por considerar que ello "resulta obligado teniendo en cuenta que se encuentra huido de la justicia española".
El pasado 5 de diciembre Llarena decidió retirar las órdenes europeas de detención dictadas contra el expresidente catalán y los cuatro exconsejeros imputados por el proceso independentista que se encuentran con él en la capital belga, pero mantuvo la advertencia de arrestarlos en cuanto entren en España.
Llarena consideró que se debían retirar las órdenes europeas que emitió contra ellos la Audiencia Nacional porque podrían condicionar la evolución de la investigación y los posibles delitos por los que se pueda procesar a los imputados.

El escrito de la Fiscalía General del Estado solicita al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que "a la mayor urgencia" expida una orden europea de detención por los delitos de rebelión y sedición (castigados por el código penal danés con penas de hasta cadena perpetua revisable) al amparo de la legislación de reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales en la Unión Europea.