La Fiscalía no ve delito en el incidente del sorteo de Navidad

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no cree que haya delito tras el incidente de la bola del sorteo de Navidad que un operario introdujo con la mano en uno de los bombos, y ha solicitado al juez que archive la causa. El juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia decidió el pasado mes de enero investigar lo que ocurrió con la bola del sorteo a raíz de varias denuncias de particulares y, tras haberse practicado varias diligencias, el ministerio fiscal ha pedido el archivo al considerar que "las anomalías o incidencias denunciadas" no constituyen "infracción penal alguna".

La Fiscalía considera en su escrito que Loterías ha dado "cumplida y satisfactoria explicación sobre las circunstancias acaecidas", que quedan totalmente extramuros del derecho penal". Expone que las irregularidades denunciadas se circunscriben a dos momentos previos al sorteo: primero, dos bolas cayeron fuera de la tolva (donde se depositan las bolas previamente al sorteo) y fueron inmediatamente introducidas por el personal de Loterías; después, la introducción en el bombo grande de otra bola por un empleado del organismo.

La primera incidencia, según la Fiscalía, está prevista en las normas de celebración de los sorteos de Lotería Nacional y ya se había producido, "sin consecuencia alguna" en otros, como acreditan varias grabaciones de 2010, 2015 y 2017. "En el vídeo se observa claramente como las bolas que caen fuera de la tolva son inmediatamente introducidas de nuevo en la misma", dice la Fiscalía.

Respecto a la segunda incidencia, de las imágenes se desprende que los hechos "corresponden plenamente con las explicaciones" de Loterías, que concreta "detalladamente" quién intervino y que adjunta varias declaraciones, incluida la de un educador del colegio de San Ildelfonso. La Fiscalía señala que en el caso de que una bola se queda enganchada en una de las liras y una vez se haya realizado la primera revisión, el procedimiento prevé que sea el Departamento de Coordinación de sorteos el que subsane cualquier anomalía en la fase de comprobaciones previas a la celebración.

Hace referencia a las Normas Jurídicas y Técnicas de la celebración de los sorteos de Lotería, que indican que "en todo caso, hay que proceder a localizar la bola o bolas para su incorporación junto al resto de ellas ya que, en caso contrario, habría que haber procedido a sustituir todas las bolas por el juego de repuesto".

Según el informe de Loterías, dos personas vieron que una bola se quedó enganchada en uno de los paraguas (de donde se cuelgan las liras que contienen las bolas), avisaron a un educador y éste se lo dijo al jefe del Departamento de Coordinación de Sorteos de Loterías. Él la retiró, entró en el escenario y se la dio a dos empleados del organismo, uno de los cuales la introdujo en el bombo.