La gala solidaria que hace justicia con centenares de niños escolares

Cuando un grupo de amigos viajaron en noviembre de 2017 a la Región de Samaná, en la Repúlica Dominicana, no sabían que en ese instante iban a cambiar la vida a cientos de niños dominicanos y, por qué no, a ellos mismos también. Se trata del viaje que dio lugar al nacimiento de la Asociación Villa Feliz en Tenerife, que surge con el objetivo de desarrollar un
proyecto social y humanitario de ayuda a esta zona rural desfavorecida, cuyo presidente, Juan Pablo Carlos Barett, conoce de primera mano, pues es natural de la región.

En esta zona, centenares de escolares menores de edad se desplazan por
carreteras a pie, recorriendo kilómetros de distancia con la infinidad de problemas que conlleva este trayecto hasta llegar al centro escolar y acceder a una educación básica que les permita desarrollarse como personas y contribuir al desarrollo de su país.
Image

Imágenes de los escolares en la región de Samaná | ASOCIACIÓN VILLA FELIZ

Con el objetivo de obtener una cantidad económica para
adquirir una guagua con capacidad para 50 niños y facilitar los desplazamientos de los menores escolarizados de esta zona, la asociación ha ido recaudando fondos dentro del mundo jurista, sector del que parte el proyecto, y que en la tarde de este sábado tendrá su fiesta inaugural en el municipio de Fasnia con la Fiesta Jurídica Solidaria, donde se tratará de lograr alcanzar nuevos objetivos una vez se superó el de los 15.000 euros, y donde se subastará una obra de arte valorada en 5.000 euros, realizada y donada a la asociación por el artista Celestino Mesa

Para contarnos todo sobre el solidario proyecto, el medio digital canario AtlánticoHoy ha hablado con el secretario y una de las cabezas pensantes la Asociación Villa Feliz, Alejandro Quintana, abogado de profesión, amante del tenis y que a los 15 años cambió una visión del mundo que lo tenía absorbido gracias a un viaje a Estados Unidos. Junto a Juan Pablo Carlos Barett -presidente-, la tesorera Yazmina Tarife y dos padrinos de renombre, el notario Nicolás Quintana y la jueza María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres Farizo, han logrado sacar adelante un proyecto solidario que ha contado con un espectacular apoyo del sector jurista y que pone el broche de oro en la tarde de hoy en una gala inolvidable que contará con la colaboración de 'Airmedia 360!', empresa líder en Europa de drones, con sede en el Puerto de la Cruz, para conseguir las mejores imágenes.

Image

Juan Pablo Borett (presidente), Nicolás Quintana (padrino), María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres Farizo (madrina) y Alejandro Quintana (secretario) | MARCOS ZAFRA

¿Cómo surge esta iniciativa solidaria centrada en Samaná?
Surge cuando algunos de los miembros de la asociación viajan a Samaná, que es la zona más desfavorecida de la República Dominica. Es una zona virgen y el núcleo poblacional y los dos centros educativos existentes están a 15 kilómetros de distancia y los niños de 5 a 17 años tienen que caminarlos para ir a la escuela. No solo es la distancia, sino la peligrosidad del camino. Es una carretera donde muchos tramos carecen de aceras o arcenes y por supuesto no tienen paso de peatones ni semáforos. Es un tráfico sin Ley y estos niños tienen que ir esquivando motos, guaguas y coches con el riesgo que eso conlleva. Además, es una zona donde hay delincuencia, gente armada y pobreza. Eso produce que todos esos niños estén indefensos ante cualquier persona con malas intenciones. Una simple guagua soluciona todo esos problemas de raíz. Entonces, nos hemos propuestos proporcionar un servicio de transporte escolar que permita el acceso a la educación en unas condiciones dignas para los menores de la República de Samaná.

El evento de hoy servirá para finalizar la colecta para el proyecto, ¿pero cómo ha ido esta recaudación de fondos?
Ha habido una implicación sorprendente, incluso para nosotros. Habíamos pensado en un microbús o una guagua de unas 15 plazas y, si se puede, una vez finalizado el evento trataremos de aspirar a una para más personas. ¿Cómo se consiguió? Hemos aprovechado una fiesta que se había celebrado en dos ocasiones anteriores, y que la había organizado yo, que era la ‘Fiesta Jurídica’, entre la comunidad jurídica. Y era el ambiente perfecto para presentar la iniciativa, porque en el fondo esto es justicia. Justicia es dar a cada uno lo que la Ley le reconoce, lo que son los derechos fundamentales. Es una justicia que nace de la generosidad y de un cóctel solidario, donde se consiguen garantizar derechos fundamentales igualmente. La comunidad jurídica lo ha entendido muy bien. De hecho, vienen más de 80 jueces, entre los que se encuentra el presidente de la Audiencia Nacional, don José Ramón Navarro, unos 50 fiscales, notarios, registradores, abogados, cónsules… A esta iniciativa se han sumado las grandes empresas transparentes de la Isla y han sido las grandes aportaciones las que han permitido que el proyecto evoluciones de esta manera antes de ser presentado.

Image

¿Se puede saber cuánto se ha recaudado y si con el evento de este sábado hay unas nuevas aspiraciones y objetivos solidarios después de este gran éxito?
Anunciaremos lo recaudado después del evento, pero hay aspiraciones, por supuesto. Todavía no está completamente definida cuál va a ser la segunda parte, he hablado con el presidente y estamos de acuerdo en replicar un modelo que hemos visto que funciona: unir deporte y educación. Es decir, la formación académica y deportiva de una manera constante y con un programa serio de entrenamientos y estudios te permite acceder a cualquier universidad de Estados Unidos becado, y para mí esa es la herramienta más poderosa para salir de un destino sombrío, de la pobreza en definitiva.

"Justicia es dar a cada uno lo que la Ley le reconoce, lo que son los derechos fundamentales. Es una justicia que nace de la generosidad y de un cóctel solidario, donde se consiguen garantizar derechos fundamentales"

El viaje del que todo surgió, ¿fue ya con un motivo solidario para conocer la zona y los problemas?
El presidente de la asociación es de esa zona. Tenemos dos padrinos, la jueza María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres Farizo y el notario Nicolás Quintana. La madrina fue con el presidente y un farmacéutico a la República Dominicana donde repartieron fármacos, vieron lo que había y me contactaron para iniciar este proyecto. Juan Pablo Carlos Barett, el presidente, es la persona que conocía en sus propias carnes y en primera persona la problemática, y aunque él sí que consiguió cambiar su destino y procurarse una vida más digna, con más estabilidad y oportunidades, no se olvida de los problemas de allí. Nosotros le apoyamos y sacamos adelante esta iniciativa.
Image

Escolares avanzan por la carretera para llegar a la escuela | ASOCIACIÓN VIDA FELIZ

¿Y cómo llega Alejandro Quintana a ser parte de este proyecto solidario? ¿Cómo han sido tus inquietudes para crear y sacar la asociación y esta gala adelante?
Yo siempre he tenido todo lo que he necesitado, todas las oportunidades. De hecho, a los 15 años, tuve la oportunidad de ir a Estados Unidos a jugar al tenis. Fui con una beca y con el apoyo de mi familia, que pudo afrontarlo. Fui a una academia en Florida que congregaba a más de mil deportistas y estudiantes de todo el mundo para diferentes deportes, pero principalmente el tenis. Es la academia de donde ha salido André Agassi, Sampras, etc. Allí vi a personas multimillonarias, de otro mundo, que pagaban 500 dólares por una hora de clase, que convivían e iban al colegio con personas muy pobres, como Neo, un dominicano que era amigo mío. Entonces me di cuenta de que el estudio y el deporte hacen que cualquier persona pueda tener la oportunidad de ir a la universidad, de prosperar, y eso se me quedó grabado en la cabeza. Cuando volví a los 18 años conocí un movimiento que estaba en marcha aquí en Canarias, que se inició gracias a la comunidad de tenistas, sobre todo de Tenerife. Me metí en la organización de ese proyecto hace ya tres años. Hemos construido unas pistas polideportivas en Senegal, siempre pensando en unir educación y deporte. Esas pistas las construyeron Arquitectos sin Fronteras con la recaudación que hicimos a lo largo de dos años, y solo les falta pintar y empezar el programa de academias deportivas. Ahora surgió esta otra posibilidad y vamos a por ella.
'Vendimiando Negramoll', la obra de Celestino Mesa que se subastará en la Fiesta Jurídica Solidaria

Image

Esta obra es de la serie La Vendimia, que realizó el artista durante varios años alternativos para exposiciones en El Museo de la Vid, La Baranda, y la última fue parte de una serie de obras diversas que conformaron la exposición Reminiscencias Sorollescas, expuesta en El Circulo de Amistad XII de Enero de Santa Cruz de Tenerife.

Es de estilo impresionista lumínico, como lo han denominado críticos de arte como Joaquín Castro o Javier de la Rosa

Ésta forma parte de una serie de seis obras de tamaño 100 por 81 centímetros realizadas al oleo sobre lienzo, siempre con la figura como parte principal del motivo y en este caso en una de las labores tradicionales que son típicas del norte de Tenerife, como es la vendimia de la uva negra, Negramoll, mas especifica del Tacoronte Acentejo, en la que Celestino Mesa intenta vincular la vestimenta tradicional y los toques más actuales de vendimiar, guantes de látex, la mezcla del cesto de mimbre con las cestas plásticas. Una escena de pareja con un enfoque particular aprovechando la perspectiva, y conseguir profundidad y movimiento.

Se puede observar el juego de colores para sacar la luz y el calor del verano y la frescura de la uva.

Conociendo al artista en profundidad
Después de terminar sus estudios de Bachillerato, se desplazó a Inglaterra y Alemania, donde termino
sus estudios de diseño, fotografía y pintura. En Inglaterra con profesores del Real Instituto de acuarelistas y la Real Sociedad de Artistas Británicos recibió clases de perfeccionamiento a la acuarela. En Alemania trabajó para la prestigiosa revista Vogue en la sección de maquetación. Prosigue sus estudios de diseño y pintura en Tenerife. 

Durante varios años trabajó para distintas empresas desarrollando funciones en la dirección creativa de
espectáculos para el ocio. En 2000 retoma los estudios de diseño gráfico en el entorno digital, edición de video y programación, obteniendo el titulo en Técnico en diseño gráfico y el de editor de video y multimedia en 2004. En la actualidad combina la faceta de pintor con la de diseñador y editor multimedia. Su estudio de pintura se encuentra en Tenerife y cada año presenta su obra en diversas galerías. Su estilo es según la crítica un hiperrealismo trascendente entre lo real y el impresionismo lumínico, conocedor de todas las técnicas, pasando desde los acrílicos donde experimenta con nuevas e interesantes creaciones, acuarela y el óleo donde crea composiciones de gran tamaño y esplendor lumínico. 

Su pintura se encuentra en numerosas colecciones privadas en España, Inglaterra, Alemania, Suecia,
Dinamarca, Holanda, Noruega, Francia, Italia, Venezuela, Arabia, etc.