Administrar Apiretal o Dalsy cuando se presenta poca fiebre puede comprometer el desarrollo inmune de tu hijo

Mamás y papas, debéis aprender una cosa: La fiebre es amiga, no enemiga. 
Tenemos un pánico terrible cuando nuestro hijo tiene fiebre y desde que tiene unas décimas ya vamos corriendo a administrarle un tanque y medio de dosis de Apiretal o de Dalsy. Pues te tengo que decir, que estas cometiendo un error.
No tengas miedo a la fiebre, no causa daño cerebral ni meningitis, ni ceguera ni nada de eso. Crees que la fiebre es mala y perjudicial y que puede causarle convulsiones a tu hijo. Pues déjame decirte que solo las convulsiones se presentan en un 4%.
Es más importante conocer el origen de la fiebre que el valor de la temperatura en sí. Ten precaución, pero con medida. La fiebre es la respuesta normal y natural de nuestro cuerpo ante una infección y reducirla puede prolongar un problema.
La fiebre es ese aumento de la temperatura corporal por causa de una infección y que debes diferenciar del aumento de la temperatura fisiológico que se debe a estar muy abrigado o a las digestiones pesadas, etc.
La fiebre no es la enfermedad sino un síntoma. La fiebre es un sistema de defensa de nuestro cuerpo que permite luchar contra esa infección. El aumento de la temperatura permite que las defensas de nuestro cuerpo actúen frente a las bacterias y los virus que causan las infecciones. Por lo tanto, no es recomendable tratar la fiebre o intentar bajarla. Lo que sí es importante es aliviar el malestar que la fiebre causa.
Se debe tratar más el dolor o esa molestia que la fiebre en sí misma. Por tanto, es más analgésico que antipirético. 
Debes saber que depende de la zona donde midas la temperatura, te dará un valor u otro. En menores de 3 años se recomienda que la medición de la temperatura sea en la zona rectal. Fiebre es igual o superior a 38ºC en zona rectal. Si le mides la fiebre en la axila, que se recomienda en mayores de 3 años, se considera fiebre, la temperatura superior a 37,5ºC.
La fiebre es bien tolerada en los niños pese a que está sobremedicada. Existen estudios que indican que los usos masivos de antipiréticos para tratar la fiebre pueden comprometer el sistema inmune de tu hijo dado que no permites que este sistema de defensa se desarrolle.
Debes aprender que:
• Si tu hijo no se encuentra mal ni tiene dolor, le encuentras bien y juega normalmente, aunque tenga fiebre, no hace falta que le mediques. Se recomienda tratar la fiebre solo cuando viene con malestar o dolor.
• No utilices medicamentos con el único fin de bajar la fiebre.
• El apiretal o el Dalsy tarda en hacer efecto 30-60 minutos aprox. y solo bajaran la fiebre aproximadamente 1 o 1.5ºC. Que no baje más la fiebre no significa que sea un fracaso, es la respuesta normal.
• No des paracetamol para prevenir la fiebre.
• No hay estudios suficientes que indiquen que alternar paracetamol con ibuprofeno sea un sistema más eficaz que dar un medicamento solo. No se recomienda a alternar estos medicamentos.
• No es eficaz los paños húmedos o las friegas de alcohol.
• No administres Aspirina a tu hijo para el tratamiento de la fiebre. Eso está contraindicado.
• No se ha comprobado que la erupción de los dientes cause fiebre.
• Que tu hijo tenga más fiebre, no significa que este más grave. Ni que la fiebre cuanto más baje significa que está mejor. Ni la cantidad ni el descenso de la fiebre orienta sobre la gravedad.
• Hidrata bien a tu hijo cuando tenga fiebre. 
Consulta con tu medico si es un bebé de menos de tres meses y tiene 38 ºC o más de fiebre
. Si es un bebé de entre tres y seis meses y tiene 38 ºC o más de temperatura. Si es un niño mayor y tiene una fiebre de 39.4 C o más. Si cualquier pequeño tiene alta temperatura acompañada de letargo, dolor de cabeza, sarpullido, problemas para respirar o deshidratación.
Consulta con tu farmacéutico las dudas relacionadas con tus medicamentos.