La economía colombiana se deteriorará un 3% en 2020 por el COVID-19, según proyecta el BBVA

El BBVA Research prevé que la economía colombiana se contraerá un 3% en 2020 por el impacto de la pandemia del COVID-19, pero resistirá el choque y en 2021 crecerá un 3,9%, según un informe divulgado este martes.

"El crecimiento se deteriorará a corto plazo, luego se recuperará con un rebote rápido y se estabilizará a niveles moderados", apuntó en una rueda de prensa virtual la economista jefe del BBVA en Colombia, Juana Téllez.

El impacto de la cuarentena por la pandemia, que ya supera los 5.000 infectados y los 250 muertos en el país, se materializó, en un principio, en la caída de la oferta y después en el descalabro del consumo de las familias. 
El BBVA pudo constatar este fenómeno, a través de las transacciones de las tarjetas de débito y crédito de sus clientes en las principales ciudades del país, con caídas de más del 40%, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. 
Pero "a pesar de que el consumo rebotará fuerte al terminar la cuarentena, se quedará creciendo de manera moderada", reiteró Téllez. La contracción económica del país andino está en la línea con la dinámica de recesión global, con un 2,4 % de contracción económica esperada a nivel global para este año. 
CIFRAS PREOCUPANTES 
Otro de los datos más preocupantes para los investigadores del BBVA es la tasa de desempleo en Colombia, que alcanzará un 17% de media en 2020, en parte porque el COVID-19 ha impactado a los sectores que generan el 33% del empleo total y el 27% del ingreso laboral. 
A pesar de las malas cifras, se espera una lenta mejoría para el segundo semestre de 2020 y se estima que en 2021 se sitúe cerca del 15%. 
Estos datos contrastan con las proyecciones que el BBVA hizo en enero de este año, en las que auguraba que la economía colombiana crecería a tasas cercanas al 3% del Producto Interno Bruto (PIB) y mantendría una dinámica de crecimiento en las exportaciones e importaciones. 
A los efectos sobrevenidos de la pandemia se le suman "la drástica reducción en los precios del petróleo y la volatilidad en los mercados internacionales".
Esto también afectará la tasa de cambio, con una depreciación estimada del 18% en promedio para 2020, con 3.864 pesos de media, en relación con el dólar y en 2021 en niveles de 3.525 pesos. 
A pesar de eso, "como la caída del consumo será pronunciada, no se espera un aumento exagerado de la inflación", explicó el economista principal del BBVA Research, Alejandro Reyes. 
En ese sentido, las proyecciones del BBVA sitúan la inflación sobre el 3,4% este año, muy cerca de la meta del Banco de la República (emisor), y en un 2,8% en 2021. 

FACTORES FAVORABLES PARA EL PAÍS 

El BBVA Research reconoció los factores favorables que permitirán al país resistir el embate del coronavirus, como el "tipo de cambio flexible o una política monetaria independiente". 
También alabó que Colombia tiene "una regla fiscal con espacio para maniobrar, una regulación prudencial y la tradición de responsabilidad con los mercados internacionales", lo que la ayudará a sortear la tempestad económica. 
En este sentido, los investigadores esperan rebajas adicionales de la tasa de interés hasta de 125 puntos básicos hasta ubicarse en el 2,5%, su mínimo histórico. 

RECUPERACIÓN POR SECTORES 
El impacto será diferente por sectores y dependerá de cuánto se tarde en reabrir la economía. Así, la agricultura, la industria alimentaria o la salud, serán los menos afectados, mientras que el turismo, el entretenimiento o los transportes recibirán el golpe más duro. 
El país también enfrentará el deterioro del déficit en cuenta corriente al 4,7% del PIB en 2020 y al 5% del PIB en 2021, sobre todo por el deterioro de la balanza comercial por la caída de los precios del crudo y de la demanda externa sobre el valor de las exportaciones. 
Esta crisis también traerá "enseñanzas" como "el fortalecimiento del sistema de salud o el valor de lo digital en el mundo empresarial", concluyó Téllez.