La compraventa de viviendas cae un 60 en Canarias, el peor dato nacional

AdminsitradoresFincasSC

El impacto económico de la pandemia de la covid-19 redujo casi un 60 por ciento las compraventas de viviendas en Canarias en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2019, la mayor bajada del conjunto del país, que registró un descenso del 39,90 por ciento. Según los datos que publica este lunes el Colegio de Registradores, los mayores descensos en las compraventas de viviendas correspondieron a las comunidades autónomas de Canarias (-59,39 %), Castilla-La Mancha (-49,83 %) y Murcia (-45,07 %), mientras que las que menos bajaron fueron País Vasco (-27,53 %), Cantabria (-32,8 %) y Asturias (-33,56 %).

En el segundo trimestre del año, en Canarias hubo 2.574 operaciones de compraventa de viviendas, de las que 2.039 fueron de usadas y 535 de nuevas. El conjunto del país, entre abril y junio inscribió en los registros de la propiedad 76.545 compraventas de vivienda, lo que arroja, además, una caída de casi el 40 % sobre el trimestre anterior.

Atendiendo al conjunto de las compraventas, éstas se redujeron el 46,1 % en el periodo (un porcentaje que fue ligeramente inferior -del 42,2 %- en las transacciones de vivienda). En el caso del número de hipotecas constituidas, su número cayó en menor medida con un 17,4 % y un descenso similar, del 17,8 %, en aquellas sobre vivienda.

Por lo que respecta a la vivienda nueva, en el segundo trimestre se registraron 14.286 compraventas (el 41,1 % menos que el trimestre anterior), mientras que en aquellas usadas las operaciones alcanzaron la cifra de 62.259, con un descenso trimestral similar al anterior (del 39,6 %). Con todo ello, en los últimos doce meses se han inscrito 443.829 compraventas de vivienda, retrocediendo a niveles anuales de mediados de 2017.

Las restricciones de movilidad entre países durante buena parte del segundo trimestre se han dejado notar en la compra de vivienda por extranjeros, que se situó en el 10,7 % sobre el total del trimestre, frente al 12 % que representaron el trimestre anterior. En términos absolutos se pasó de las 15.000 viviendas del primer trimestre a unos 8.000, siendo los británicos los que siguieron encabezando esta clasificación con el 12,3 % de las compras totales de extranjeros, seguidos de alemanes (7,2 %), rumanos (6,9 %), franceses (6,7 %), marroquíes (6,4 %) y belgas (5,8 %).

Por comunidades autónomas, la mayor parte de las compras de vivienda por parte de extranjeros se registraron en Baleares (24,6 %), Canarias (24,5 %), Comunidad Valenciana (21,7 %), Región de Murcia (17,7 %), Cataluña (11,1 %) y Andalucía (11 %). En Cantabria fue de un 2,9 por ciento. Además, el endeudamiento hipotecario por vivienda durante el segundo trimestre creció un 2,3 % y el importe medio se situó en 129.806 euros.

Cabe destacar que la contratación de nuevos créditos hipotecarios a tipo de interés fijo superó al interés variable por segundo trimestre consecutivo (un 53,1 % a tipo fijo y 46,9 % a tipo variable). La duración media de los nuevos créditos hipotecarios creció por segundo trimestre consecutivo, un 1,8 %, registrando un periodo medio de contratación de 23 años y 11 meses, y los indicadores de accesibilidad registraron un ligero deterioro.

En cuanto a los impagos hipotecarios, durante el segundo trimestre del año se registraron 2.792 certificaciones de vivienda por ejecución de hipoteca, nuevo mínimo histórico. Con respecto al mismo trimestre del año precedente el descenso fue del 65,2 %. Las daciones en pago contabilizaron 690 operaciones, alcanzando el mínimo de la serie histórica, y con relación al mismo trimestre de 2019 presentaron un descenso del 53 %.

Banner-Campaña-1300x200