La composición de la vacuna se podría "reajustar" a la mutación, según un experto

Tubigú

La composición de las vacunas contra la covid-19 se podría "reajustar" en los próximos meses para adaptar su eficacia a la mutación del virus, según ha explicado a Efe el especialista en enfermedades infecciosas Pablo Barreiro, quien ha resaltado que esta capacidad de adaptación es "una de las grandes ventajas de la nueva tecnología vacunal".

El también profesor del área de Ciencias de la Salud de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ha precisado que la primera de las cepas del coronavirus descubiertas en el Reino Unido ataca a los anticuerpos sobre la que actúa la vacuna, "pero no tendría que afectar" a la efectividad de la propia vacuna.

Los efectos de las nuevas cepas detectadas se van a analizar en el laboratorio sobre cultivos celulares, para confirmar que los anticuerpos que genera la vacuna son también eficaces contra esta variante del virus, ha indicado.

En el caso de detectar que la vacuna pierde efectividad, la "gran ventaja" de las vacunas ARN -las fabricadas por Moderna, Pfizer y Astrazeneca- es que se pueden reajustar con bastante facilidad, ha agregado este doctor.

 

Reajustar la vacuna

Así, ha explicado que se puede modificar la frecuencia de ARN para que la persona vacunada produzca proteínas que sean iguales a las de la nueva variante del virus, de modo que los anticuerpos que genere también sean eficaces.

Este proceso se suele utilizar en la composición de la vacuna de la gripe, ha apuntado, porque "su virus también cambia de un año a otro y se reajusta".

A su juicio, han sido "muy sorprendentes" los cambios descubiertos en este coronavirus, ya que se han modificado segmentos enteros de su material genético, "algo que no tiene explicación fácil".

Estos cambios podrían deberse a un mecanismo "espontáneo", que ha considerado es "muy raro", o bien que la mutación del virus se haya generado en enfermos muy graves, inmunodeprimidos y con las defensas muy bajas, que hayan sido tratados con anticuerpos y el virus haya permanecido mucho tiempo en su organismo.

En estos casos, ha elucubrado, el virus podría haber hecho "un cambio muy brusco para escaparse de la acción de estos anticuerpos".
Otra posibilidad, "remota, pero que podría haberse producido", es que el virus humano haya vuelto a los animales -ya que se ha encontrado cierto parecido con el virus que infectó a los visones de Dinamarca- se hubiera combinado con ese coronavirus y después habría regresado al hombre.

 

Mayor velocidad de expansión

El problema de la primera de las variantes del virus detectadas en Reino Unido es que se expande con mayor velocidad, pero se ha felicitado de que no se tienen evidencias de que las infecciones sean más graves.

"La ventaja del momento actual es que tenemos la vacuna en puertas, lo que contribuirá a controlar la pandemia", ha resaltado.

Sin embargo, Barreiro ha insistido a la población que tenga "mucho cuidado" en las celebraciones navideñas y "evitar riesgos al máximo".

Ha añadido que, por vía natural, quedaría mucho tiempo por delante para alcanzar la inmunidad grupal, ya que tener entre el 60 y el 70 por ciento de la población inmune tardaría en España unos dos años, por lo que la vacunación es "imprescindible para salir de esta pesadilla".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...