La ciudad de Nueva York le dice no a los plásticos de un solo uso

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, firmó una orden ejecutiva que prohíbe a las agencias de la ciudad comprar plásticos de un solo uso que no sean necesarios, entre los que se incluyen pajitas (pitillos, popotes, cañas), cubertería, vasos, platos y bandejas, en defensa del medioambiente.

    
Con esta medida, la ciudad espera reducir en un 80 % las emisiones de carbono para el 2050, la contaminación por plásticos y los riesgos a la vida salvaje.
La ciudad compra cerca de 500 toneladas de plásticos de un solo uso para comidas y estima que con esta orden, que se pondrá en marcha para finales de este año, se reduzca en un 95 %.
    
No obstante, indicó el alcalde que la ciudad reconoce que ciertos objetos de este tipo, como las pajitas, son usadas continuamente por neoyorquinos con discapacidades que no pueden usar otros productos alternativos disponibles.
    

Afirmó que a estas personas se les continuará proveyendo esos productos sin costo y mediante previa solicitud y también estarán disponibles para otros propósitos como el uso médico o preparación ante emergencias.

    
"Las grandes compañías de petróleo han estado presionando por el plástico de un solo uso por demasiado tiempo y eso termina aquí", afirmó De Blasio.