Fuerte cabeza para un caldo de pescado...

Menos mal que, con la que está cayendo después de que el Reino Unido nos haya puesto en “cuarentena turística”, no ha salido esa mente privilegiada de Ministro de Consumo que tenemos, Alberto Garzón, a decir, como ya hizo, que el Turismo es: “un sector estacional, precario y de bajo valor añadido”.

Pero no se preocupen. De su “trabajo” de demolición ya se ha encargado, para rematarnos, el Director de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que ha dicho que “el que se exija cuarentena nos favorece, porque desincentiva que venga gente de Reino Unido”. Oiga pues nada, en Canarias cerramos viajes, hoteles, restaurantes, y nos vamos a tomar por donde cargan los camiones. Se ve que al tal Simón lo debieron tratar mal cuando vino a hacer Surf por las Islas...

A este epidemiólogo no le dieron los Dioses el don de la comunicación o de buscar el equilibrio, entre una situación de pandemia sanitaria y un escenario económico, que visto lo visto, nos va a reventar. De hecho, para corroborar sus profecías, el departamento de Exteriores del Reino Unido desaconsejaba otra vez, ayer por la tarde, los viajes "no esenciales", también a Canarias y Baleares, cambiando su criterio del día anterior. Tremendo un palo. Esperemos que no sea definitivo...

Hablaba ayer con un colega que trabaja en Madrid, en una empresa especialista en gestionar comunicación en casos de crisis. Me comentó que lo mucho que repercute “la “cuarentena británica” en los medios de comunicación, genera un pernicioso “efecto imitación” en otros países, lo cual, a lo que se ve, es magnífico para el “gurú” Simón. Cuanto más contemos que estamos fatal, menos gente vendrá. Que divertido debe ser hablar desde la Metrópolis, cuando tienes tu sueldo asegurado a fin de mes. Espantadas como la de Don Fernando “El Surfero”, nos van acabar matando, no del Virus, sino de hambre...

Con “rebuznos” de ese calibre, no hace falta explicar nada más. Ahora dígale usted al Ministerio de Exteriores Británico que, en unas islas del Atlántico, vivimos del turismo y necesitamos que vengan. Obviamente pensarán que estamos tarados, porque quien comparece en nombre de todos, ha dicho que, si no vienen, mejor... A mí se me caería la cara de vergüenza. Fernando Simón, fuerte cabeza para un caldo de pescado...