La calidad del aire de Buenos Aires mejora un 50% tras los primeros días de cuarentena

La Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires (APrA) informó este martes que la calidad del aire de la ciudad mejoró en un 50 % entre el 20 y el 25 de marzo, es decir, tras los cinco primeros días del aislamiento obligatorio que decretó el Gobierno por la pandemia, con respecto al mismo periodo del año pasado.

El relevamiento de los parámetros de contaminación atmosférica de la APrA destaca que "los valores de monóxido de carbono, óxido de nitrógeno, dióxido de nitrógeno y material particulado han disminuido un 50 %, en relación al mismo período de 2019", lo que achacan "especialmente a la disminución del tráfico vehicular". 
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/4/7/17/17U8PT1YKUNOWRVCCM0HWFY02DN43Z7J/FI15EZL8TPIDNG07.PNG
Buenos Aires (Argentina) | PIXABAY
Concretamente, desde el inicio de la cuarentena por el COVID-19 todos los valores disminuyeron fuertemente, y, en las horas previas al anuncio del Gobierno, se registró "un marcado aumento de todas las emisiones debido a que los vecinos salieron a hacer compras y ultimar detalles antes de las 12 de la noche, hora de comienzo del aislamiento obligatorio". 
Argentina vive desde el 20 de marzo bajo una cuarentena obligatoria para frenar la epidemia de coronavirus que ha paralizado en gran medida la actividad industrial y el transporte, lo que ha provocado, al igual que en otros muchos países, una recuperación considerable en los niveles de contaminación. 

Estos datos revelan una mejoría del aire con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando los valores de calidad de aire de la capital "se encontraban dentro de lo aconsejable según la Organización Mundial de la Salud".

Otras capitales como Madrid y Lima reportaron mejorías en la calidad del aire, y en el caso de la capital peruana, la cuarta ciudad más grande de Suramérica con 10 millones de habitantes, se registraron los niveles de contaminación en aire más bajos en tres años.
En este sentido, China fue el primer país que tuvo un aire más limpio como consecuencia del coronavirus y cuando el Gobierno chino decretó la cuarentena, los niveles de dióxido de carbono (CO2) bajaron un 25 % comparados con los de 2019.