La cabeza de la tabla se comprime en Tercera División

Apasionante. Así podría definirse el estado en el que se encuentra la clasificación de la Tercera División, tras veinticinco jornadas disputadas. El San Fernando e Ibarra salen como los grandes beneficiados de un fin de semana, en el que fueron los únicos en ganar sus respectivos partidos, de los equipos que se encuentran en los puestos de privilegio.
 

El San Fernando se sitúa en la segunda posición, a pesar de tener un partido menos

El líder de la categoría no pudo pasar del empate sin goles ante un correoso Unión Sur Yaiza. En un duelo disputado y marcado por la intensa lluvia en la Ciudad Deportiva Javier Pérez, el Tenerife B no supo materializar las ocasiones que tuvo, especialmente en el segundo tiempo, y terminó firmando las tablas ante los conejeros.  

San Fernando y Estrella midieron sus fuerzas en la vigésimo cuarta jornada de la Tercera División. En un duelo igualado, resultó decisiva la pegada local, más contundente que la de su rival. Con esta victoria, el conjunto de Agustín Déniz se coloca segundo clasificado, con un partido menos que el resto, y mete presión a sus rivales por los puestos altos de la tabla.

Jornada aciaga para el Mensajero. Los palmeros empataron en el Silvestre Carrillo ante el Marino, y acumulan cuatro jornadas sin conocer la victoria. Los pupilos de Mingo Oramas se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de Dani López, pero los visitantes se repusieron y consiguieron voltear el partido (goles de Zeben y Nami). Cumplida la hora de juego, llegaría el definitivo dos a dos, obra de Chema. Los rojinegros caen a la cuarta plaza y comienzan a ver peligrar sus aspiraciones de ascenso. 

El Ibarra consiguió tres puntos de oro en el Villa Isabel. Con la victoria ante el Tenisca, los tinerfeños se sitúan en la zona alta de la tabla clasificatoria y no pierden de vista los puestos de promoción de ascenso. En un choque condicionado por el fuerte viento, valió para los locales el solitario gol de Roberto.