La ADSPC critica el plan de descofinamiento y ve detrás a la patronal turística

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC) ha calificado este viernes de "dislate epidemiológico" el plan de desconfinamiento que el comité de expertos de la comunidad autónoma propone aplicar en las islas desde el lunes y ve detrás de él a la patronal turística.
"El comité científico asesor para la emergencia sanitaria del Gobierno de Canarias a través de su portavoz, Lluis Serra-Majem, considera que no podemos 'tardar en abrir... ciertos hoteles o apartamentos en mayo'. Esta afirmación claramente dictada por la patronal de hostelería que no ha parado para que el Gobierno de Canarias adelante el desconfinamiento", critica la ADSPC en un comunicado
El presidente de este colectivo, Guillermo de la Barreda, también cuestiona la independencia de Serra-Majem, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y uno de los científicos más citados del mundo en su especialidad, la Obesidad y Nutrición, según los indicadores de Clarivate Analytics de 2018 y 2019.
De la Barreda, médico especialista en Traumatología, sostiene que en alguna de sus recomendaciones Serra-Majem "incurre al parecer en conflicto de intereses por la financiación que recibe, en sus proyectos de investigación, de la citada patronal de hostelería".

"Tal cosa podría ser realizable a corto plazo en las islas de La Graciosa, El Hierro, La Gomera e incluso quizás hasta en La Palma, Fuerteventura y Lanzarote pero llevará mucho más tiempo aplicarlo también en Gran Canaria y en Tenerife"

Esta asociación opina que "la precipitación en relajar el confinamiento se puede traducir en un disparo hacia arriba de la incidencia, dada la elevada proporción de susceptibles".
Desde su punto de vista, en Canarias no deberían "relajarse" las medidas de contención de la propagación del coronavirus hasta que "haya transcurrido el plazo prudencial que lleva hacer la PCR (prueba diagnóstica) a la proporción requerida de la población, detectando así a las personas asintomáticas que portan el virus y que para desconfinarse deberán antes cumplimentar el correspondiente aislamiento añadido de dos semanas".
"Tal cosa podría ser realizable a corto plazo en las islas de La Graciosa, El Hierro, La Gomera e incluso quizás hasta en La Palma, Fuerteventura y Lanzarote pero llevará mucho más tiempo aplicarlo también en Gran Canaria y en Tenerife", alega la ADSPC.
Además, advierte de que, cuando llegue el momento de desconfinar, "la Atención Primaria debe ser una pieza clave (...) para vigilar posibles repuntes epidémicos, mantener el tratamiento y cuidados domiciliarios de los afectados, realizar pruebas diagnósticas y mantener la información y educación de la población".
"Para una Atención Primaria deficitaria como la canaria se necesita recuperar recursos recortados, ampliar plantillas y los recursos actuales, garantizar medios materiales suficientes, como material de aislamiento personal, test diagnósticos, etc, sin los cuales no podría desempeñar esta importante actividad", añade.
La ADSPC reclama "rigor científico" al comité asesor del Gobierno de Canarias y "contención" al Ejecutivo "a la hora de anteponer la salud pública a los intereses económicos de los empresarios turísticos salvaguardando de sus presiones la aplicación de las recomendaciones de la ciencia epidemiológica".
A su juicio, "antes que preocuparse por abrir hoteles y apartamentos, el Gobierno de Canarias debe potenciar la Atención Primaria y la Salud Pública que son esenciales para asegurar una atención de calidad a la salud de toda la población canaria".