Un lugar mágico en Copenhague

Donde el mar y el cielo se abrazan, donde las esperanzas a veces se congelan al ritmo del Báltico. Justo donde tu piel roza mi piel.

Image

Kastrup Sea bath | AIDA RIVERO

Lo mejor de viajar siempre es descubrir lugares diferentes, sitios que nos inspiren, y como no, que nos hagan sentir cosas únicas, y está claro que esta “zona de baño” en Copenhague cumplía todo los requisitos para una canaria como yo.
Pasar de 22 grados a -10 lo noté nada más salir del avión, y es que, Kastrup Sea Bath, el nombre que le han puesto a esta edificación está justo al lado del aeropuerto.
Y como pueden ver, al lado del mar, factor que hace que sintamos un poco más de frío, como decimos aquí, por la brisita marina gélida del mar Báltico, ¡nada más ni nada menos!
Image

Hielo en el mar | AIDA RIVERO

Cuando estaba llegando al emplazamiento, mi emoción iba creciendo en aumento: mar, zona de baño, nieve, mi amiga y lo mejor de todo (porque no puedo negarlo) los rayos del sol, que en ese día, nada más despertarme y sentirlo fue…. PURA VIDA.
El famoso arquitecto Fredrik Pettersson, que lo sigo desde hace un tiempo por sus proyectos y que creó esta plataforma circular para que los locales pudiesen acceder al mar como si estuviesen en una piscina.
Yo encantada de la vida, paseando por la pasarela de madera hasta llegar al asentamiento que flotaba sobre el nivel del mar.
Era un espectáculo visual, tanto desde la propia playa como desde la plataforma, pues a medida que lo recorrías para verlo, la percepción del edificio va cambiando, esto fue lo que más me gustó, el juego de volúmenes junto con el entorno.
Supongo que quedé impactada porque no estoy acostumbrada a vivir de esta manera, con mucho frío, con mucha ropa, con nieve en el mar… todo una experiencia, que además intuyo, se vivirá de manera diferente en función de la luz en cada día. Solo digo… Bendita luz ese día
les dejo aquí dos páginas donde pueden encontrar más información de este lugar (ArchdailyVisitcopenhagen White.se).
Image

Edificiación en Kastrup Sea Bath | AIDA RIVERO