José Luis Martí: “No voy a bajar los brazos”

El CD Tenerife se vuelve de Granada de vacío. Los blanquiazules, pese a tenerlo en su mano en los últimos instantes del partido, no han podido sacar nada positivo de su visita al Nuevo Los Cármenes. Sobre ello habló José Luis Martí en la sala de prensa.
 

El conjunto blanquiazul se queda a 3 puntos de los puestos de descenso a Segunda División B

El técnico balear analizó al detalle el tropiezo de los suyos: “Es evidente mejoramos en la segunda mitad en cuanto a ocasiones, pero en la primera parte la primera ocasión también fue nuestra. Ellos marcaron con dos disparos desde lejos y luego no tuvimos certeza a la hora de definir”.

Los cambios en el once, también fue uno de los temas tratados por el míster. Ante ello dijo que “queríamos hacernos fuertes en el centro del campo, no encajar goles y luego manejar el encuentro en la segunda mitad para llevarnos el partido. Al final nos han condicionado los dos disparos desde fuera del área y las llegadas que no supimos materializar”. 

Uno de los jugadores que jugó nuevamente de inicio, fue Luis Milla. Sobre el madrileño, su entrenador destacó que “él tenía que moverse por dentro y cuando le corresponde caer en los costados pues hacerlo, no ha jugado en banda sino en la parte izquierda del rombo. Evidentemente en el pivote se siente más cómodo”. 

José Luis Martí entonó el 'mea culpa' en cuanto a la falta de rendimiento de los suyos y afirmó que “el equipo da para mucho más y soy el que tiene que llevarlos a ello, por eso intento diferentes alternativas. Lo hemos hecho bien la mayoría de veces que jugamos con el rombo, con más gente por fuera también lo hemos interpretado bien, pisando bastantes veces el área, pero sin tirar a puerta, que es lo que realmente vale”. 

La situación clasificatoria se complica para los blanquiazules. Sobre ello, el balear dijo que “el equipo está preparado para afrontar el próximo partido, no para pensar más allá. Es lo único en lo que pienso, ya me conocéis. Ahora debemos ver el partido, corregir errores y preparar el siguiente pensando en lograr los tres puntos”. 

Por último, se mostró contundente cuando se le cuestionó sobre una posible destitución debido a los malos resultados: “No me compete a mí, estoy preparado para asumir la responsabilidad e intentar sacar el máximo rendimiento a los jugadores y no voy a bajar los brazos hasta que lo consiga”.