Jorge Bosch: "Diseñamos La Bola con el concepto de volcar creatividad, buena cocina y producto"

Nos metemos en la trastienda de La Bola de Jorge Bosch, un gastroguachinche reconocido por la Guía Michelin.
La Bola de Jorge Bosch
La Bola de Jorge Bosch | Imagen: Edu Gorostiza.

¿Cómo surgió la idea de La Bola de Jorge Bosch?

"A diferencia de cómo es ahora todo, que es todo meteórico, rápido, cuando tocó desarrollar este concepto ya teníamos un bagaje, una experiencia. Conocíamos el sitio a explotar, Canarias, su idiosincracia y su forma de ver las cosas. Diseñamos el concepto de La Bola de Jorge Bosch, que consiste en volcar creatividad, buena cocina, producto, técnica y pasión a un ticket medio y comedido de unos 20 euros. Al principio era bastante menos, porque nos dimos cuenta de que había que adaptarse a eso. Ello fue creciendo, desarrollándose, siempre queriendo dar lo mejor. Éramos conscientes de la dificultad de la zona, el norte profundo de Tenerife. La Bola tiene dos fases, la primera y luego tres años después nos movimos a otro sitio. Ya la segunda fase tiene otras intenciones, otros reconocimientos que son Michelín y de reconocimiento internacional. Así hemos ido buscando nuestro camino."

¿Cómo definiría el proyecto y qué le parece el concepto de 'gastroguachinche'?

"El término "gastroguachinche" nos ha dado mucho. Fue algo que nos puso la gente, y la verdad es que nos gustó mucho. Si algo nos identifica al final es eso, que todos nos reconocen la creación de ese concepto. Y en los tiempos que corren que se te adjudique la creación de un concepto, que seas su precursor, es algo muy importante".
La Bola de Jorge Bosch
La Bola de Jorge Bosch | Imagen: Edu Gorostiza.

¿Qué ofrecen que les hace tan especial?

"Pues, somos un sitioen  que para su tamaño, población y fluctuación económica hay muy buena gastronomía. El que haya tantos conceptos turísticos fastidia la media, pero no es normal que haya seis estrellas Michelín y un montón de gente potente. Al final, lo que ofrecemos es producto, recetario tradicional. Había un gran vacío, nadie estaba haciendo comida canaria de nivel, es decir, darle la importancia a un berro como si fuese una trufa. Estamos contentos con el resultado y creo que eso es lo que nos diferencia."
 
¿Cuál es la especialidad de su restaurante?
"La verdad es que tenemos muchos platos estudiados que funcionan, es inviable una carta de 120 platos. Ahora tenemos tantos platos que en nuestra carta no entra nada que no esté perfecto y sea un intento de especialidad. Luego hay factores ambientales que hacen que pese a que un plato esté buenísimo no se venda por diferentes cosas. El mundo de la cocina es un mundo increíble; hay un montón de cosas que te pueden servir. Nosotros somos pioneros en meter a un informático dentro de una cocina, y con esto muchas cosas."
La Bola de Jorge Bosch
La Bola de Jorge Bosch | Imagen: Edu Gorostiza.

¿Cuáles son las claves que los diferencian de la competencia y les ha llevado a ganar premios internacionales?
"Hace tiempo que pienso que cualquier reconocimiento local a una cocina es algo que no se puede criticar. Detrás de ello hay mucho. No sé qué nos diferencia, pero sé que no es fácil llegar ni con casi todo en la mano. Ni el dinero te asegura nada, la cosa más tonta te tumba. Lo más probable es que no sepa la respuesta a lo que me estás preguntando, pero la intuyo. Sé que hay esfuerzo, trabajo, no conocer a la mitad de los recién nacidos de mi familia...pero la respuesta exacta no la sé."
¿Dónde se encuentran? ¿Cómo se puede contactar con ustedes? ¿Recomiendan reservar?
"Siempre recomendamos reservar porque cuando un restaurante reconocido por Michelín por su relación calidad/precio, y que además aparecemos en la Guía en el rango de 25 euros, hay que entender que no se puede tener todo el personal del mundo. A mí me marca la diferencia el que yo me pueda organizar, por lo que lo de reservar lo tengo claro. En cuanto a localización, estamos un poco perdidos pero solo cuesta llegar la primera vez. Estamos en La Matanza, antes en la Carretera General, y ahora estamos en un sitio mucho mejor. Es en La Matanza, en la siguiente entrada de Casa Juan, por debajo de la autopista. Hay un mundo precioso, un pueblo turístico. Es un caserón con piscina y jardines. Un sitio muy bonito. En redes sociales, pese a ser un sitio pequeño, nos lo creemos y tenemos departamentos de imagen, community manager, gastromáticos, un grupo multidisciplinar".