Javier Jonás Díaz: "Las rondallas tenemos el protagonismo que nos merecemos"

El gusto por el Carnaval le viene por parte de sus abuelos maternos, que disfrutaban muchísimo disfrazándose cada año, además su abuela fue costurera de Los Joroperos muchos años. El amor por la música y su formación se lo debe a su familia paterna: canta desde muy pequeño en grupo, coros, clases de instrumentos de pulso y púa, academias de música, conservatorio... Todo ello gracias al esfuerzo de sus padres y  más tarde, clases de canto con doña Pilar Castro Palazón, que no sólo le inculcó a muchos el conocimiento y el aprecio a la lírica, sino que también fue quién le brindó la oportunidad de entrar en el mundo de las Rondallas del Carnaval como solista.

  

En 1998, junto a Myriam Guisado Ledesma, participaron por primera vez en el Concurso de Rondallas con el dúo de La Revoltosa, de la mano de Carmelo Pérez Luís en la ya desaparecida Rondalla Coral Anaga. Al año siguiente, esta vez sólo, con una Romanza de Luisa Fernanda... El concurso, las actuaciones en Plaza el Príncipe, Circulo de La Amistad XII de Enero y los desfiles en el coso y el Carnaval de las rondallas hicieron que muchos jóvenes entendieran el Carnaval de otra manera.
Ya en el año 2003, y junto a Raquel Álvarez, se hacían cargo de la dirección de la reciente Rondalla Lírico - Coral Los Aceviños, en la cuál había muchos componentes y amigos de Coral Anaga, gracias a la oportunidad brindada por Francisco Flores, director en años anteriores y que marchaba a Madrid dejándole seguir el buen trabajo de años anteriores. Ese año obtuvieron 3º de Interpretación, 2º de Solista (Cristina Farrais) y 1º de Presentación.
Y en 2004. y gracias a don Coriolano Pérez, planteando un proyecto de futuro en el trabajo y formación de La Masa Coral Tinerfeña, como todas las Rondallas del Carnaval, una familia con padres, hijos, abuelos, amigos con ganas de aprender y avanzar. Prueba de ello es que en estos 16 años al frente de La Masa Coral Tinerfeña ha logrado varios premios de Interpretación, de Solistas y de Presentación gracias al trabajo y al esfuerzo, ensayo tras ensayo, de todos, amigos, socios y simpatizantes.
La Masa Coral fue una de las sorpresas el pasado carnaval, ¿se esperaba mejores resultados en los premios?
Nosotros siempre esperamos mejores resultados, trabajamos para ello. En todos los medios que nos hacen las entrevistas siempre comentamos lo mismo, nosotros trabajamos para llevarnos el primer premio de interpretación, con las mismas ganas y con los mismos ánimos. Buscamos un repertorio que podamos hacerlo, preparamos un repertorio adecuado a la gente que tenemos.
Gracias a Dios, La Masa Coral ha sido cuna de rondallistas y eso significa que todos los años intentamos sacara mejor repertorio y complicarlo un pocos, sin sobrepasar nuestros límites. En cuanto la actuación del año pasado, creo sinceramente que fue una muy buena actuación. Lo de que si merecíamos más o menos, lo tiene que decidir el público y el jurado. El público que se levanta con sus aplausos y el jurado con el premio. La verdad es que siempre un premio anima.
Javier Jonás Díaz |CEDIDA

Javier Jonás dirigiendo a la rondalla, en el Casino de Tenerife | CEDIDA

¿En que debería cambiar el concurso de rondallas?
Yo me considero "purista" y no debemos abandonar la lírica. Somos rondallas lírico-corales, por algo lo llevamos en nuestro nombre. Somos el único colectivo en el mundo que canta lírica, disfrazados y con unos instrumentos del pulso y púa. Vas a cualquier parte del mundo y te entienden, ya sea, ópera, zarzuela... en el idioma que la tengas.
Cualquier turista que venga y ve a cualquier rondalla se queda "pasmado", pero también entiendo que en la obra libre, tenemos que atrevernos con todos, prueba de ello es que la Masa Coral ha cantado un tributo a Queen, un musical de El Quijote, música venezolana, mexicana... Este tema libre es la forma de atraer a esa gente que no es tan amante de la lírica.

"Soy purista, no debemos abandonar la lírica, pero con la obra libre debemos arriesgar más"

¿Este colectivo debería tener más protagonismo en el Carnaval?
Creo que tenemos el protagonismo que nos merecemos, por lo que hacemos los rondallistas, porque se vean las rondallas. Creo que desde nosotros mismos no estamos trabajando como se debe. Deberíamos trabajar de otra manera, hay rondallas que están trabajando más en medios, hay otras que estamos funcionando todo el año, pero no es la mayoría.
Hay rondallas nuevas que tienen ganas, hay rondallas de toda la vida que tenemos ganas, que hacemos cosas diferentes, pero en su mayoría hay muchas rondallas que se conforman con el concurso y poco más.
Javier Jonás Díaz | CEDIDA

Javier Jonás Díaz cantando de solista, en 1999 | CEDIDA

¿Cree que el Auditorio es el lugar ideal para el concurso de Rondallas o cambiamos de ubicación?
Tengo el corazón dividido por el aforo. El Auditorio es el sitio idóneo para que la música de la rondallas se luzca, porque la concha acústica es ideal, trabajamos sin megafonía.
El tema de llevarlo a un espacio más grande sería por aforo, que también es entendible. Además, yo viví la época del pabellón de deportes de Santa Cruz en donde se metían casi 7.000 personas. Se hacía de otra manera y se entendía de otra forma, en ella cabían el bocadillo de chorizo y las pipas y era otro ambiente. Lo hacíamos con megafonía, era otra forma de trabajar el concurso. Sin embargo, cuando vas a un Auditorio, o suenas o suenas, porque aquí todo se nota.
Las Rondallas llevan varios años con el aforo totalmente vendido, pero vemos que año tras año este aforo no se completa en su totalidad, ¿a que es debido?
Es que depende de la rondalla que actúe, porque hay mucha gente que va a ver la suya y abandona la sala. El concurso es muy largo, tanto es así que es el mas largo del carnaval chicharrero, sobrepasando en tiempo a una final de murgas.
La mayoría de las butacas vacías yo las achaco a protocolo. Entiendo que por patrocinios y acuerdos hay entradas que se regalan en todos los concursos y hay algunas que declinan ir. Lo que si haría es que no se pierdan estas entradas, que la valoren o declinen la invitación, para que las pueda aprovechar otra persona, ya que todos los años nos encontramos a gente el día del concurso sin entrada por fuera del Auditorio.

"El Auditorio es el lugar ideal para el concurso, pero en el Pabellón de Deportes, éramos capaces de albergar a 7000 personas"

¿Las nuevas Rondallas le han dado aire nuevo al concurso? Aunque el año pasado perdimos a Troveros de Nivaria...
Todo lo que venga diferente y todo lo que sea para intentar avanzar o crecer está bien. Eso de que le han dado un nuevo aire, yo sinceramente veo a las rondallas igual. Hay rondallas que nos atrevemos a sacar cosas que otras no se atreven. Si a eso lo llamamos innovación, la Masa Coral lo llevamos haciendo 17 años. El primero que sacó un repertorio de The Beatles fue Fariña y estamos hablando de los años ochenta. Valkirias quiso sacarle partido a la interpretación, a la escenificación encima del escenario, pero eso son cosas que sacaban Los Aceviños hace algunos años, quizás en menor medida, pero hacían sus escenificaciones. Es una manera de llegar al público, yo soy más de que el público que va a ver el concurso vea a las nueve y que cuando acabe diga que pedazo de concierto acabo de ver. Yo, más que innovación, lo llamaba atrevimiento de las nuevas rondallas.
Javier Jonás Díaz | CEDIDA

Javier Jonás Díaz | CEDIDA

¿Las Rondallas deben ir cantando durante el Coso Apoteosis?
Hay alguna cosa que creo que se ha hecho bien, como es que las rondallas no estén en la cabalgata, me parece lógico. Porque el nivel de ruido que hay en la cabalgata hace que nosotros pasemos desapercibidos, porque las rondallas deben cantar. Porque mientras se desfila se debe cantar. Es imposible que se nos escuche si llevas delante una carroza con altavoces y detrás una batucada, es imposible. La Cabalgata no es sitio para nosotros. El Coso sí, porque tenemos más espacio, es diferente, no suele haber tanto jaleo. Lo que sí me gustaría que se hiciera es un cambio en el orden, pondría a nivel de sonido de menos a más, en lo que sonoramente se refiere.

"La Masa Coral es una de las rondallas que más ha avanzado en los últimos años y no porque somos mejores que nadie, sino porque no hemos dejado de trabajar"

Que ganara Las Valkirias el pasado febrero, ¿ha igualado el nivel en el concurso?
Yo creo que en los últimos años las rondallas han subido muchísimo el nivel. Al final, después de trabajar bien durante todo el año, de hacer las cosas diferentes, de buscar un poco la vuelta para llamar más al público, hace que nos vayamos formando. Sobretodo las que trabajamos todo el año se nota más el cambio que las que lo hacen sólo desde septiembre hasta los carnavales. Nosotros no tenemos cantantes, somos formadores, porque nuestros cantantes son jardineros, abogados, médicos, estudiantes o amas de casas que cantan y tocan porque les gusta, no porque sea su profesión. Llevar un grupo amateur necesita tiempo y esfuerzo por parte de ellos y de los formadores. La Masa Coral es una de las rondallas que más ha avanzado en los últimos años y no porque somos mejores que nadie, sino porque no hemos dejado de trabajar