Janet Anscombe: "Para los británicos las islas son un destino favorito"

AdminsitradoresFincasSC

Este mes de octubre, la profesora británica e historiadora universitaria jubilada Janet Anscombe, afincada en la isla de Tenerife, fue premiada con una distinción de la Reina Isabel II en la 'Lista de honores', gracias a su labor para facilitar la integración de la comunidad británica en Tenerife.

Para conocer sus quehaceres en la Isla y su historia, AtlánticoHoy ha conversado con la protagonista para saber la claves que le han llevado a este reconocimiento por parte de la realeza británica.

Anscombe, nacida en Gales, vive desde hace 16 años en Tenerife, en Guía de Isora, "en un pueblo de las medianías". Sin embargo, ha vivido gran parte de su vida en Irlanda, tierra de su padre, pero también en Londres y en Leeds, antes de aterrizar en 2004 en las Islas Canarias. Se declara "fundamentalmente" galesa -país de origen también de su madre- y británica, aunque no se considera inglesa.

¿Qué significa para ti este reconocimiento?

"Es un gran honor, algo que todo el mundo conoce, pero nunca puede esperarlo personalmente. ¡Es una sorpresa increíble!"

Para que lo entiendan nuestros lectores, ¿cuál es tu labor en Tenerife, y Canarias por extensión, que te ha llevado al premio de la Reina Isabel II?

"Trabajo en mi pagina web con noticias, avisos, consejos, alertas, etc., en inglés. Es un intento de dar información fiable a los que viven o tienen intereses aquí para que ellos puedan entender cómo es la vida aquí, los sistemas, las autoridades, etc., y lo que ellos tienen que hacer para tenerlo todo legal. También trabajo con las autoridades británicas, como el consulado aquí en Tenerife para transmitir anuncios oficiales, y con abogados y periodistas en el RU sobre temas como el brexit, covid etc."

¿Cómo te guio la vida para acabar viviendo en Tenerife?

"¡Simplemente pura suerte! En mi vida laboral fui profesora de universidad, con especialidad en Grecia Antigua. Esperaba jubilarme en Grecia, pero unas vacaciones en el último minuto me llevan a Tenerife y la isla entra en mi corazón."

 

Esperaba jubilarme en Grecia, pero unas vacaciones en el último minuto me llevan a Tenerife y la isla entra en mi corazón."

 

¿Cómo valoras la situación de las islas y la ausencia de turismo británico en este tiempo?

"Vivimos momentos muy complicados, pero después de que el gobierno británico ha levantado su consejo de no visitar las islas, esperamos que haya una temporada turística de invierno de una manera. Para mí, sin embargo, lo más importante es la salud, y todos tenemos que observar estrictamente las reglas para evitar un retraso importante y, así, el daño económico".

¿Crees que las medidas que se tomaron en Reino Unido respecto a Canarias fueron las correctas?

"Es difícil. Por un lado, las islas son un destino seguro, pero una sola persona llegada de la península podría traer un brote. Por eso, el gobierno británico dijo que la medida debe ser aplicada a toda España, las islas incluidas. Por otro lado, sin embargo, los turistas también pueden traer el virus aquí y por eso, en mi opinión, lo mejor es permitir el turismo y levantar el aviso de "no fly", lo que ya hizo, pero con todo el mundo, turistas y residentes, los de la península y de las islas, extremando las precauciones y ante todo seguir las normas".

Más allá de la pandemia, la agenda británica de los últimos años la viene marcando el BREXIT. Desde la distancia, ¿cómo ves la situación?

"Pues fue un decisión democrática, al parecer, aunque hay quien cree (yo también) que el voto fue resultado de mentiras por la campaña de salir de la UE. Para mí, es una lástima y una desgracia sin igual. Yo creo que un día el Reino Unido pedirá reintegrarse, pero de momento tenemos que sufrir las consecuencias. Mientras tanto, espero ante todo que no haya daño en las relaciones entre España y  Reino Unido, porque los vínculos históricos y culturales son demasiado importantes. Sobre todo me siento europea y claro que tengo mucho cariño por mi país, pero también por España, que ya es mi país adoptivo, y las islas especialmente porque ellas son mi hogar".

 

Siendo ciudadana británica y viviendo lejos de tu país de origen, ¿qué problemas podrás encontrarte tras el BREXIT?

"Más que nada, para los residentes, los problemas serán burocráticos, pero habrá limitaciones para los que llamamos swallows - los turistas/residentes de tiempo parcial durante el invierno-. Su situación va a cambiar porque tendrán como límite 90 días en un periodo de 180 días. Personalmente, tengo permanencia, todo legal en temas fiscales y administrativos, tarjeta sanitaria, carné de conducir, hablo un poquito de español, así que ojalá que no haya dificultades importantes para alguien en la misma situación". 

¿Volverá a la normalidad la buena relación entre el turismo británico y Canarias?

"Por supuesto que sí. Para los británicos las islas son un destino favorito durante muchos años. Como el entonces presidente del Cabildo, Carlos Alonso, dijo después del voto del Brexit, hay mucha amistad entre las Islas Canarias y el RU, y él lanzó una campaña para dar un "big warm hug" (¡Abraza a un británico!). ¡Es un sentimiento muy recíproco! Las relaciones siempre serán buenas, pase lo que pase".

¿Qué mensaje le envías a tus compatriotas sobre la situación de Canarias?

"Estas islas son únicas, de España, ¡pero de otro mundo! Hagamos lo mejor de ambos mundos para nuestro beneficio mutuo y crear un futuro donde compartamos lo mejor de las calidades británicas y españolas y, sobre todo, las de las Islas Canarias. El Brexit pasará y la Covid también. Las islas siempre estarán aquí, un hogar para algunos afortunados y un paraíso esperando a otros. Así que continuemos disfrutando de ellas, pero sobre todo las tenemos que tratar con respeto, especialmente aquellos que han tenido la gran suerte de nacer aquí, los propios canarios".

hospiten1350oct2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre