Jaime Fernández destroza al Iberostar Tenerife

Image

El base madrileño del Bàsquet Club MoraBanc Andorra, Jaime Fernández, fue el auténtico verdugo de un Iberostar Tenerife que tuvo un partido muy gris en ataque. Los de Nenad Markovic, con una buena defensa, pero un mal ataque, sucumbieron delante de un equipo andorrano necesitado de alegrías y victorias.

Los aurinegros, desacertados en ataque   

Los tinerfeños perdieron por 58 a 48 en un último cuarto donde Jaime Fernández les destrozó con 14 puntos y mucho liderazgo. El partido entre BC MoraBanc Andorra y Iberostar Tenerife estuvo presidido por los errores y parecía que iba a imponerse el menos malo.

MORABANC ANDORRA 58 IBEROSTAR TENERIFE 48 

MORABANC ANDORRA
Albicy (3), Jaka Blazic (4), David Walker (6), John Shurna (5), Karnowski (6) -cinco inicial-, David Jelínek (0), Vlado Jankovic (3), Oliver Stevic (10), Moussa Diagne (2) y Jaime Fernández (19). 


IBEROSTAR TENERIFE
San Miguel (7), Ponitka (7), Richotti (5), Abromaitis (4), Tobey (2) -cinco inicial-, Davin White (6), Javi Beirán (9), Fran Vázquez (6), Ferran Bassas (2), Rosco Allen (0) y Mamadou Niang (0). 


ÁRBITROS
Emilio Pérez Pizarro, Paco Araña y Rubén Sánchez Mohedas. Sin eliminados.  


PARCIALES
5-13, 18-23 -descanso-; 34-35 y 58-48 


INCIDENCIAS
Municipal Govern Andorra. Ante 3.750 espectadores. 

Nenad Markovic: “Perdimos nuestra oportunidad después de una primera parte buena”

Nenad Markovic, el técnico del Iberostar Tenerife, dijo tras el encuentro disputado de este domingo que “felicito al Andorra por la victoria. Creo que perdimos nuestra oportunidad después de una primera parte buena. Cuando controlamos el partido lo hicimos gracias a nuestra defensa. Eso sí, tuvimos problemas en ataque. En la segunda parte ellos han estado muy acertados y confiados, y nosotros no. Con siete asistencias no es normal que ganemos un partido y al estar con poco acierto también es difícil ganar. En la primera parte al MoraBanc Andorra no le salieron bien las cosas, pero continuaron creyendo y luchando, y nosotros perdimos nuestra oportunidad. Además era imposible que el MoraBanc jugase mal 40 minutos. No nos hemos confiado sino que hemos estado mal en ataque”.

Markovic añadió que “Jaime es muy buen jugador y ellos son duros e intensos. Han estado al límite y nos tenemos que acostumbrar a este nivel de exigencia. Hay que levantar la cabeza y no volvernos locos ni suicidarnos”.