Estabilizado el incendio del palmeral de Fataga

El incendio declarado esta la tarde en el palmeral grancanario de Fataga (San Bartolomé de Tirajana), que obligó a evacuar el hotel rural Molino del Agua, sin que ningún ocupante hubiera sido afectado ni por fuego o humo, se encuentra estabilizado después de quemar 35 hectáreas.

Así lo destaca la cuenta twitter del Cabildo de Gran Canaria, que subraya que las labores del dispositivo continuarán hasta que el incidente esté declarado controlado y que, tras ello, pasará a la fase de liquidación hasta que, finalmente, sea declarado el denominado "humo cero".
La institución insular, que había informado con anterioridad que la caída del sol y la disminución del viento, junto con la contundencia de la actuación de los servicios de emergencias -más de medio centenar de especialistas-, apuntaban a la estabilización del fuego, y que la sombra que caía sobre las llamas ayudaba a restarle fuerza.
Por si el incendio se complicaba, el Cabildo mantenía en situación de prealerta a la Unidad Militar de Emergencias y a otros equipos.
El origen
Sobre las 15:06 horas el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibió alertas de que un fuego forestal estaba rodeando un hotel rural del sur grancanario y, tras ordenar su evacuación, activó los servicios de emergencias.
Al lugar acudieron dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC), aunque de momento no han tenido que actuar sus sanitarios, y además están interviniendo efectivos de la Cruz Roja, Protección Civil y Medio Ambiente del Cabildo, además de bomberos de San Bartolomé de Tirajana y agentes de la Policía Local, Nacional y de la Guardia Civil.
Por la fuerza de las llamas, en las tareas de extinción intervino un helicóptero del Servicio de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias, que también ha pedido que se desplace otra aeronave desde El Hierro para combatir un fuego que tuvo como aliado el calor que sufre el sur grancanario en los últimos días.